Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Madama Butterfly” en el Auditorio Mar de Vigo

“La ópera debería estar presente en nuestro día a día”

”Este es el título más especial y difícil de Puccini, lleno de detalles y sutilezas”

La soprano Helena Gallardo durante un pase de "Madama Butterfly"

Más de 70 artistas participan en el montaje de “Madama Butterfly” que la compañía española LG Artist Management, en colaboración con La Ópera Nacional de Moldavia, trae al Auditorio Mar de Vigo este domingo (19.30 horas). Esta ópera de Puccini nara la desventura amorosa de la joven geisha Cio-Cio San (Madama Butterfly) con Pinkerton, un joven oficial de la Armada estadounidense deseoso de hacer fortuna en el Japón de finales del siglo XIX.

La directora de orquesta madrileña Elisa Gómez confiesa su debilidad por Puccini y su capacidad de expresar el mundo emocional de Butterfly de manera que el público conecte con ella.

–¿Dónde reside el éxito de “Madama Butterfly”?

–Pienso que en cómo Puccini es capaz de expresar el mundo emocional de su personaje femenino protagonista, Butterfly, y en cómo consigue que esa visión tan intimista de su sufrimiento conecte con el espectador.

–¿Cómo la definiría?

–Para mí, que tengo una gran debilidad por Puccini y su lenguaje operístico, este es su título más especial y difícil. Aparentemente es más sencillo técnicamente, por ejemplo, que Turandot, pero está cargado de detalles y sutilezas que requieren de una gran comunicación entre solistas, orquesta y director.

Elisa Gómez, directora musical

–¿Había ganas ya de reencontrarse con la ópera?

–La reacción del público está siendo fantástica y qué mejor indicador que este para sentir la tranquilidad de que todo va bien. Solo esperamos continuar con este éxito en Vigo y que también su público se anime a asistir a la función para que podamos hacerle llegar la emoción que sentimos al interpretar esta ópera.

–¿Cómo es el público de ópera del siglo XXI?

–Hoy existe un público muy heterogéneo, desde el melómano conocedor de los diferentes títulos de la escena operística, hasta el que ve este género como algo exótico y prueba una primera experiencia y asiste a la función. Para mí es especialmente interesante un nuevo público que es consumidor de cultura como valor en sí misma, un público generalmente más abierto y deseoso de disfrutar de los beneficios de la cultura en su día a día.

–-¿Sigue considerándose un género elitista?

–Desde mi punto de vista, nunca ha sido elitista. De hecho, es un género abierto que muestra valores universales. Otra cosa es que, como producto cultural, haya podido estar alejada hace tiempo de determinados públicos, pero esta no es la realidad actual.

–Pero sigue siendo minoritario. ¿Cómo acercarla al público?

–Haciéndola presente. Que la ópera tenga cabida en los medios de comunicación, que el género esté inmerso en los cauces educativos y en la vida cotidiana para que se sienta como un valor cultural asequible y de todos, que debemos cuidar como sociedad.

“La tecnología puede ofrecer montajes más cercanos a los jóvenes”

Javier Agulló - Director de escena

decoration

Javier Agulló, director de escena de “Madama Butterfly”, ha intentado que las medidas restrictivas por la pandemia sumaran y no restaran a la hora de montar esta ópera de Puccini, de la que la compañía mantiene su esencia y se apoya en las nuevas tecnologías para hacerla más comprensible al público y poder adaptarse a los distintos espacios escénicos.

Javier Agulló, director de escena

–¿Cómo está concebido este montaje?

–Hemos intentado mantener la esencia de la historia y no variar la época en la que está escrita originalmente, por lo tanto, el público podrá ver una Butterfly al uso. Donde hemos realizado cambios ha sido en la manera de afrontarlo técnicamente.

–¿Cómo?

–Partiendo de las restricciones que nos han dictado la autoridades sanitarias y al tener que realizar el espectáculo con la orquesta en el escenario, hemos optado por hacer uso de proyecciones que ayuden al espectador a entender la historia. De esta manera, hemos creado un espectáculo ágil y que puede ofrecerse tanto en grandes auditorios como en teatros más pequeños sin que esto afecte a la escenografía, que era el principal problema en este tipo de proyecciones a la hora de poder acoplarlas a los distintos tamaños de las distintas salas.

“Hemos mantenido la esencia de la historia; es una Butterfly al uso”

decoration

–¿Fue complicado ensayar durante la pandemia?

–Realmente sí. Algunas de las indicaciones se han tenido que realizar mediante reuniones, por medio de videoconferencias y una vez que comenzamos los ensayos presenciales, las medidas de seguridad en cuanto a distancia social, mascarillas etcéteras se han llevado de una manera muy estricta. Gracias a esto, a día de hoy y después de una veintena de actuaciones no hemos tenido que lamentar ningún caso positivo.

–¿Cómo está yendo la gira en este contexto pandémico?

–Está siendo muy positiva. El público se ha mostrado muy receptivo a este nuevo montaje y esto, unido a la calidad musical que se ofrece, está haciendo que cada representación sea un éxito.

–La ópera continúa siendo un género minoritario. ¿Cómo acercarlo al gran público?

–Creo que las nuevas tecnologías están en este sentido a nuestro servicio y podemos aprovecharnos de ellas para ofrecer al público, y sobre todo al público joven, un nuevo concepto de espectáculo, ya sea con proyecciones, vídeos o con cualquier otro formato que sea más cercano al lenguaje actual de la gente joven, ya que ellos son el futuro.

Compartir el artículo

stats