Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una cumbre del clima decepcionante

“Parece el día de la marmota”, critica el profesor de la Universidade de Vigo Juan Añel

Pancarta de Greenpeacepidiendo que no fallena los políticos del COP26. Reuteres

La decepción ante el resultado de la cumbre del clima de Glasgow, la COP26, se palpa también entre expertos gallegos. Uno de ellos es el profesor de la Universidade de Vigo Juan Antonio Añel quien señala que “realmente la cuestión es que no hay conciencia de la urgencia del problema. Los problemas proceden de procrastinar en este asunto, de tirar para adelante, de cerrar con un acuerdo de mínimos en el que se insta a ir a la cumbre del año que viene con más ambición y mejores objetivos. ¿Por qué el año que viene y no este?”.

“Estamos pasando de los fines a corto plazo. Llevamos diez años emitiendo”

Juan Antonio Añel - Profesor universitario

decoration

Siguiendo el hilo de su reflexión, prosigue: “Desde el punto de vista climático no va a cambiar nada en un año. Pueden cambiar los condicionantes económicos, puede aumentar la conciencia sobre el problema, incluso que suba un poquito la temperatura pero no hay margen. El esfuerzo que tendremos que hacer para adaptarnos al cambio climático va a ser mucho mayor cuanto más tiempo dejemos pasar. Entonces, va a costar mucho más el año que viene que lo que habría costado este”.

Por ello, se confiesa estar “un poco cansado” al tiempo que critica que “parece el día de la marmota. Se reúne todo el mundo y es más de lo mismo” un año tras otro.

El experto incluso invita a pensar sobre algún sin sentido: “Estamos pasando de los fines a corto plazo. Por ejemplo, se supone que tiene que en 2030 tenemos que emitir la mitad de dióxido de carbono a la atmósfera del que emitíamos en 2010; pero a día de hoy emitimos un 10% más de lo que expulsábamos en 2010. Llevamos diez años emitiendo, diez años en los que se produjeron los acuerdos de París así como una pandemia con un efecto rebote”.

Juan Antonio Añel

Juan Antonio Añel Orlando G.

En el fondo de la cuestión, este profesor gallego considera que “nadie está dispuesto a sacrificar algo que le pueda afectar a su status quo. Yo, que normalmente soy optimista para estas cuestiones, igual estoy transmitiendo un mensaje pesimista; pero es que no es sencillo. Ha sido una cumbre en la que incluso ha habido guerras dentro de la Unión Europea”.

Recordemos que Francia ansiaba que se clasificase como energía verde la nuclear y Alemania pretendía lo mismo con el gas. En medio, España, sin tirar ni por un lado de la cuerda o del otro.

“Toda la situación –lamenta Juan Antonio Añel, secretario del Grupo Especializado de Física de la Atmósfera y del Océano de la Real Sociedad Española de Física– fue un sin sentido” de un gran problema intergeneracional: dejar a nuestros nietos un planeta devastado.

Teresa Ribera, vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, participa en la cumbre del clima.

No obstante, Añel reconoce que aunque la cumbre ha rematado con un acuerdo de mínimos es mejor eso que nada: “El peor resultado es que no haya acuerdo. Es mejor aceptar algo por descafeinado que sea a que no haya acuerdo”.

Por ello, sí destaca el compromiso de India, así como el acuerdo entre China y Estados Unidos. Sobre este último, apunta que “es muy importante porque China es el país que más emite por tamaño y Estados Unidos es el que tiene la ciudadanía incivilizada energéticamente ya que hace un uso intensivo de emisiones contaminantes y la gente consume a un ritmo inadecuado y no sostenible”.

Respecto a India, señala que “es un país con muchos problemas de población y pobreza, se acercó a la cumbre con un compromiso: disminuir las emisiones netas de carbono para llegar al nivel cero en 2070. Está lejos de lo que se le pide a la mayor parte de los países; pero al menos puso algo sobre la mesa”.

Para, Añel “puede haber todos los lobbies que se quiera pero un representante político debe tomar las decisiones necesarias. Al habla de adoptar medidas contra el cambio climático estamos hablando de un beneficio social. Un chico que fue alumno mío y que estuvo en la COP26 en la primera semana lo resumió como el Fitur del clima. Yo también he estado allí y las empresas van para estar al tanto, para saber frente a qué tendencias deben estar preparadas y muchas firmas van a a publicitarse e incluso a sacar pecho”.

Compartir el artículo

stats