Aemet

Menorca queda incomunicada por mar por la borrasca tropical Blas

Vientos de hasta 75 km/h y olas de casi de ocho metros de altura han obligado a cerrar los puertor de Mahón y Ciutadella ante el avance de la tempestad de tipo tropical

Personas junto a los acantilados de Menorca.

Personas junto a los acantilados de Menorca. / EFE

EFE

Vientos de más de 35 nudos(casi 65 km/h) y olas de casi ocho metros de altura obligaron, al filo de la medianoche pasada, al cierre del puerto de Mahón y Ciutadella, por lo que Menorca ha quedado incomunicada por vía marítima. La tormenta Blas, de características tropicales, se encuentra este fin de semana golpeando la zona de Baleares por lo que se mantiene la previsión del cierre por mar hasta que mejoren las condiciones climatológicas.

Las rachas de viento están complicando las actividades de transporte también en el aeropuerto de Menorca, lo que ha provocado que desde la Agencia Estatal de Metereología (AEMET) se mantenga la alerta naranja sobre la instalación y "sobre toda la isla por fenómenos costeros y chubasos". Ráfagas constantes de 75 kilómetros por hora se han registrado en la zona de Es Mercadal, mientras que en el mismo aeropuerto han llegado hasta los 72 kilómetros por hora.

La previsión es que las rachas de viento fuerte (incluso entre 90 y 100 km/h) y el oleaje se mantengan hasta mañana domingo, con "temporal marítimo importante y chubascos intensos". Desde la AEMET apuntan que las características de evolución de la tormenta 'Blas', pese a ser de tipo tropical o subtropical, no hacen temer graves destrozos "no como si fuera un huracán mediterráneo (nombre técnico, 'medicane').

Olas de 14 metros

Lo que sí está previsto es que en puntos de Mallorca y Menorca, el oleaje pueda alcanzar los 7 metros de altura durante la noche de hoy sábado y durante la jornada del domingo, que incluso no descarta que alguna ola pueda llegar individualmente a los 14 metros de altura. De cara al lunes el temporal amainará aunque se mantendán los chubascos tormentosos.

'Blas' también puede provocar el incremento de vientos del nordeste en Catalunya, lo que desembocará en algunos chubascos que el domingo afectarán a la zona del litoral catalán. En el interior, el predominio de vientos del norte harán que se puedan producir en los Pirineos nevadas entre los 1.700 y los 2.400 metros de altura. De cara al lunes bajará la intensidad del viento y se reducirán los chubascos en el litoral. Las temperaturas subirán el primer día de la semana, descenderán el martes y repuntarán de nuevo el miércoles, con posibles heladas nocturnas. A partir del jueves pronostica que los chubascos, posiblemente, se mantengan en Baleares, pero con menos intensidad.