El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, recordó ayer que los tres casos detectados en Galicia de la variante delta plus del coronavirus SARS-CoV-2 suponen una “evidencia más” de que la pandemia “no ha pasado”. Rueda, que recorre una etapa del Camino del Norte, se expresó así sobre los tres casos detectados el viernes en Oleiros, A Coruña, en dos ciudadanos que viajaron a Bélgica y uno a Italia.

La delta plus, detectada en al menos 8 comunidades españolas, es una subvariante que, según señaló el viernes el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, “tiene entre un 12 y un 15 por ciento más de capacidad contagiosa”, y aún “se desconoce la respuesta a las vacunas” administradas hasta ahora. “Es la variante que más preocupa en estos momentos”, reconoció.

El vicepresidente, por su parte, pidió “seguir vigilantes, tener cuidado y cumplir con las medidas mínimas sanitarias conocidas por todos”. “No se puede bajar la guardia”, reiteró Alfonso Rueda.

Galicia sumó ayer el séptimo día con un ligero incremento en los casos activos hasta los 512 –siete más que el día anterior–, así como en los hospitalizados, que se elevan hasta los 29 –cuatro más–. Los contagios diagnosticados bajaron a 37 –23 menos que el día anterior-- y descendió la tasa de positividad hasta el 1,79%. No se notificaron fallecimientos, que suman 2.652 desde el inicio de la epidemia.

El proceso de vacunación continúa con la administración de otras 11.321 dosis y con 704 personas más que han finalizado el proceso. La Xunta ya ha emitido 2.097.152 certificados COVID, casi todos ellos –2.020.049– de vacunación.