Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El mapa de las localidades gallegas más vulnerables al COVID

Gente paseando el pasado año con mascarilla por la calle del Príncipe en Vigo. | // JOSÉ LORES

Físicos y geógrafos gallegos de la Universidade de Santiago de Compostela (USC) han estado estudiando durante los últimos meses la incidencia y expansión del COVID-19 en la comunidad. Su conclusión es determinante: las localidades gallegas más vulnerables a la enfermedad del coronavirus no son las que presentan el mayor porcentaje de mayores, sino aquellas que se encuentran en el Eixo Atlántico comenzando por A Coruña-Ferrol para seguir por la fachada costera de las Rías Baixas hasta Vigo y O Baixo Miño.

La conclusión se recoge en un estudio publicado por la revista “Scientic Reports” bajo el título “Risk evaluation at municipality level of a COVID-19 outbreak incorporating relevant geograghic data the study case of Galicia”.

Alberto Pérez Muñuzuri, uno de los científicos participantes, explicaba ayer a FARO que contabilizaron 60 localidades en Galicia con el riesgo más alto, incluyendo principalmente el Eixo Atlántico pero también la cabeza de comarca de Lugo y Ourense, entre otras. De todas ellas, solo diez presentan “un riesgo muy alto, correspondiendo también con las ciudades más pobladas”.

Mapa de Galicia con la previsión de mayor riesgo de COVID

Mapa de Galicia con la previsión de mayor riesgo de COVID usc

El físico Pérez Muñuzuri –que firma el estudio en “Scientific Reports” junto a Alejandro Carballosa, José Balsa-Barreiro, Adrián Garea, David García-Selfa y Ángel Miramontes– añadió que “comprobamos con datos dónde se producían los brotes con más frecuencia y eran precisamente las localidades que nosotros apuntamos como de riesgo alto”.

Muñuzuri también detallaba que estuvieron trabajando con varias capas de datos como los geográficos, conectividad entre las localidades, actividad económica, entre otros. “Con todo esto, añadió, construimos un modelo matemático. Calculamos un factor de riesgo (factor de crecimiento) que nos dice cómo de fácil es que en una comunidad, si aparece un infectado, que este pueda dar lugar a muchos más infectados dando lugar a un brote”.

De esta manera, con datos estructurales son capaces de predecir los lugares con más riesgo de sufrir un brote.

A juicio de los científicos de la USC, los resultados de este estudio pueden ser claves en un futuro para determinar cuáles podrían ser las medidas de confinamiento y control más idóneas para cada localidad.

“En este artículo eso no está desarrollado. Simplemente se anuncia porque es otro artículo que estamos acabando de escribir estos días. Es un estudio más ambicioso porque incluimos a toda España completa. Ahí analizamos distintas posibilidades como distribuir por distintas franjas de edad, entre otras medidas”, añadió el físico Alberto P. Muñuzuri.

De momento, a la espera de que ese nuevo estudio sea rematado y se publique, los profesores de la USC consideran que “este tipo de información es muy relevante para que quien tiene que tomar decisiones se lo plantee. Son herramientas que sirven para detectar localidades que puedan tener algún déficit de infraestructura. Por ejemplo, en una localidad con un factor de riesgo muy alto, a lo mejor hay que pensar en reforzar el sistema sanitario por si hay un brote que tengan un hospital o servicio sanitario adecuado para atender a los enfermos que puedan surgir”, señaló Muñuzuri.

Compartir el artículo

stats