La madre gallega a la que una jueza de Marbella quitó la custodia de su hijo ha pedido la nulidad de las actuaciones por "vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva", según recoge el escrito presentado, al que ha tenido acceso Europa Press.

Esta solicitud se formaliza después de que la titular del Juzgado de Primera Instancia número 7 de Marbella acordase dar la custodia al padre. Lo hizo teniendo en cuenta que la decisión de trasladar al niño desde la ciudad malagueña a una localidad de Muros fue tomada de forma "unilateral" por la madre.

También al entender que el progenitor le da "una mayor estabilidad a todos los niveles", añadiendo que en Marbella puede haber todas las posibilidades para su desarrollo, "lo que no sucede con la pequeñísima población en la Galicia profunda", apunta sobre el lugar al que se trasladó la madre y donde vive su familia.

Para la representación legal de la progenitora, el auto de la jueza vulnera el derecho a la tutela judicial efectiva por la "arbitrariedad" del mismo. También alude a los "descalificativos" hacia la madre del menor, que califica de "innecesarios" y que, a su juicio, "denotan la flagrante falta de imparcialidad".

Mientras, apunta que no se practicaron pruebas y que se omitieron conversaciones de WhatsApp del padre frente a los de la madre. Cuestiona también que como parte de los argumentos se apunte a la residencia de la madre en la "Galicia profunda" lo que, para esta parte procesal, es "insultante" y "discriminatorio" con el mundo rural y esta autonomía.

En cuanto a la situación del menor, los letrados de ambos progenitores han confirmado a Europa Press que se encuentra con el padre desde el pasado 17 de octubre.