Cuando vas conduciendo en un día soleado, a plena luz y sin ningún puente, lo último en lo que piensa es en poner las luces del coche. "Para qué, si es de día", pensarán los conductores. Pues ha sido precisamente esa creencia la que le ha costado una multa a un conductor y que se ha publicado en redes sociales. La sanción ha alcanzado los 200 euros.

En este caso, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha sancionado al usuario por no llevarlas encendidas mientras circulaba por el carril adicional de un carretera de Madrid. Y es que, para la DGT la iluminación está considerada un elemento clave para garantizar la seguridad en la carretera, ya sea de día o de noche. Existen determinados tramos en los que es obligatorio encender las luces. Uno de esos es el carril adicional en sentido contrario, donde, además de tener las luces activadas, hay que circular a la velocidad limitada, bien sea 60 u 80 kilómetros por hora.

Ante la indignación de la gente, la DGT se ha visto obligada a dejar claro que, "desde febrero de 2011, todos los vehículos que salen de fábrica deben estar equipados con sistemas LCD, lámparas de bajo consumo y automáticas al arranque. Si su vehículo no tiene incorporado de serie las luces de conducción diurna, llevar encendida la luz de cruce durante el día cuando circulemos por carretera, permite ser visibles para el resto de usuarios”.

La dirección de tráfico lo justifica así, a lo que se añade que con esto se logra incrementar el contraste entre el coche y el entorno, aumentando así la distancia de detección, además de una mejor estimación de la velocidad y que el conductor crea que el otro vehículo está mas cerca.

"Está demostrado que los coches que circulan con las luces encendidas –sean de cruce o DRL– se ven mucho antes (+ 100 m), incluso en las mejores condiciones de visibilidad", afirmaba la Guardia Civil en su Twitter.