Meteogalicia y la Xunta monitorizan el paso por Galicia de una masa de dióxido de azufre (SO2) procedente del volcán de La Palma. La alerta saltó este lunes, cuando los modelos sobre la circulación de vientos situaban a nuestra comunidad en la trayectoria de esta gran nube tóxica. Las predicciones se han cumplido y el gas hizo su entrada en la atmósfera sobre territorio gallego esta madrugada.

El servicio de monitoreo del programa Copernicus (CAMS) refleja la evolución de la masa de SO2: llegó a Galicia a las cinco de la madrugada. Sin embargo, desde el observatorio gallego descartan cualquier incidencia o alerta en las próximas horas, aunque se mantienen vigilantes.

Según explican, el dióxido de azufre se concentra en las capas medias/altas de la atmósfera, por lo que no afectará a la calidad del aire. Además, la ausencia de lluvias durante la jornada de hoy aleja el fantasma de una posible lluvia ácida, ya que las precipitaciones arrastrarían esas partículas.

Aunque se prevén chubascos a partir de esta noche se descarta la existencia de riesgo ya que los vientos desplazarán esta masa de SO2 hacia el nordeste. Es decir, a lo largo de este martes la nube tóxica se irá desplazando hacia el Mediterráneo.

Los vientos alejarán la masa contaminante de Galicia a lo largo de la jornada de este marte.

Los vientos alejarán la masa contaminante de Galicia a lo largo de la jornada de este marte. Copernicus

De hecho, las mediciones realizadas por Meteogalicia esta misma mañana certifican la buena calidad del aire en nuestra comunidad. Estas se realizan sobre las capas más bajas, es decir, en superficie, entre 1,5 y 2 metros sobre el suelo. Desde las cinco de la madrugada, hora en la que irrumpió sobre Galicia la nube tóxica, apenas se han registrado variaciones con respecto a los niveles de SO2, que se mantienen dentro de los baremos normales.

Indicadores de la buena calidad del aire sobre Galicia hoy.

Indicadores de la buena calidad del aire sobre Galicia hoy. Meteogalicia

Pese a que la previsión es favorable, tanto la Consellería de Medio Ambiente como Meteogalicia se mantienen vigilantes y monitorizan el paso de esta masa procedente del volcán de La Palma por si se produjese cualquier cambio en su trayectoria.