Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La violencia no es un fenómeno viral

El abuso de alcohol, posible pivote de agresiones.

Agresión grupal en el metro de Bilbao de varios jóvenes a un viajero; paliza de varios adolescentes contra un hombre en Ejea; otro caso similar en Amorebieta (País Vasco); estopa de varias niñas contra una de 13 años en Erandio; apaleamiento de un joven por un grupo en Pontedeume; asesinato a golpes de un chico (Samuel Luiz) en A Coruña, tiroteo en la Universidad del País Vasco a cargo de un joven de 21 años este miércoles y sin víctimas a pesar de gastar 48 cartuchos... Violaciones grupales en Badalona, Zaragoza, Formentera...

Aseguraba Adorno en “La personalidad autoritaria” que “lo que es patológico hoy puede convertirse con condiciones sociales cambiantes en la tendencia dominante del mañana”. ¿Es posible que los 18 meses de pandemia tras el inicio del confinamiento estén motivando estos casos de crueldad o a qué se deben?

“Hay una conducta autolesiva generalizada donde hay efecto de grupo”

Mara Parellada - Psiquiatra del Gregorio Marañón

decoration

Mara Parellada

Respecto a que la violencia grupal pueda ser una causa del confinamiento y la pandemia, la psiquiatra del Hospital Gregorio Marañón Mara Parellada señala que “en esto, no hay datos concluyentes para nada. Es un fenómeno que lleva ya tiempo. Sí ha aumentado el ciberbullying que ahora ocurre en las redes porque es donde se están relacionando los chicos. Pero los fenómenos grupales de agresividad no tengo claro que haya un aumento relacionado con la pandemia”.

El efecto grupo se nota no obstante, señala, en las autolesiones. A su juicio, estas “tienen que ver con muchísimas cosas. Las ha habido siempre pero ahora hay una conducta autolesiva muy generalizada que no se corresponde siempre con cuadros depresivos y sí tiene que ver con ansiedad de distintos tipos. También  hay efecto de grupo, de contaminación, para afrontar la ansiedad. También puede aumentar el riesgo por situaciones familiares difíciles”.

“No es un hecho atribuible al COVID pero puede tener un papel potenciador”

Antonio Rial - Psicólogo de la Universidad de Santiago

decoration
El psicólogo y docente Antonio Rial Boubeta.

El psicólogo y docente Antonio Rial Boubeta. FDV

Por su parte, el psicólogo y profesor de la Universidade de Santiago Antonio Rial Boubeta coincide con Mara Parellada en que el fenómeno de las palizas grupales “no es un hecho ‘coyuntural’ atribuible al COVID”. De hecho, considera que “nos equivocaríamos si pensáramos que es algo desviado de la pandemia. Sí puede ser que tenga un papel potenciador por la falta de contacto social, menos interacción social, más frustración...”.

Rial recuerda, en primer lugar, que se registran “dos problemas estructurales en la base”. Por una parte, “hay indicadores desde el punto de vista sociológico que llevan a pensar que hay repunte de la violencia. Por ejemplo, hay datos del Ministerio del Interior que desde 2016 hay un brote sostenible durante los últimos años en las tasas de delincuencia juvenil”.

A esto, el psicólogo suma el aumento también en la última década de las tasas de violencia filio-parental (de hijos contra madres y padres), así como del acoso escolar y ciberacoso. “También se está informando a través de fuentes oficiales de que la violencia de género cada vez se produce en parejas con protagonistas más jóvenes”, agrega.

¿Dónde están los valores?

Para él, se está experimentando un “problema relacionado con la convivencia y los valores”. Y a diferencia de décadas anteriores, este profesor universitario de la universidad compostelana señala que esta problemática se vive ahora con “proximidad” con respecto al pasado cuando se veía a través de los medios de comunicación con casos en Estados Unidos, fundamentalmente. “Ahora, ocurre, aquí en Galicia, en España”, subraya, para añadir que se dan “conductas con un altísimo grado de violencia, extrema, protagonizada por nuestros hijos, por nuestros vecinos”.

Todo cambio social no se produce de manera aislada. Rial Boubeta señala la ingesta de alcohol y de sustancias estupefacientes como uno de los engranajes. “Cada vez de manera más masiva y en edades más tempranas, con un patrón de consumo perjudicial e intensivo, en formato atracón, del alcohol. ¿En qué circunstancias se producen estos episodios de violencia? Normalmente está vinculado al ocio nocturno y al contexto de consumo de alcohol y sustancias. Para entender el problema, hay que entender esto y poder poner solución”, aconseja.

No obstante, hay elementos de la psicología social que, al tener que ver con el desarrollo social del individuo. La convivencia, por un lado, se explica en base al modelado. “En el desarrollo de un joven, el primer elemento que le ayuda a convivir con sus pares y la familia es el modelado. Un chico es lo que ve todos los días. Si en los modelos de comportamiento en el hogar, entorno, medios de comunicación que consume, videojuegos hay presencia de violencia, están interiorizando conductas contrarias a la convivencia; están interiorizando la violencia”, explica Rial Boubeta.

La educación en valores, ausente, al primar el desarrollo académico, critican

Este experto concluye que “hay una presencia cada vez mayor de la violencia en los contornos de la socialización de la gente joven y los niños y niñas”.

A mayores, otro elemento que nos ayuda a comportarnos en la sociedad son las normas y límites. “Estamos en una sociedad –opina el psicólogo– donde cada vez las consecuencias son las mismas para el que actúa dentro de las normas y para quien actúa fuera de ellas. No hay penalización; hay relajación de los límites y una clara permisividad en las familias y en el contexto educativo y social. Si no pasa nada, entonces yo puedo tender a no controlar mi conducta y no la ajusto para respetar a los demás”.

El tercer elemento que tiene que ver con el desarrollo moral son los valores de convivencia que tienen que ver con la empatía, solidaridad pero “la educación en valores brilla por su ausencia porque nos estamos olvidando como padres y madres y sistema educativo no estamos educando en ellos sino que primamos el desarrollo académico”.

Detenido un joven que ha irrumpido a tiros en el campus de Leioa de la UPV

Detenido un joven que ha irrumpido a tiros en el campus de Leioa de la UPV Agencia ATLAS / EFE

El detenido por el tiroteo en el País Vasco compró el arma "online" y practicó antes

El universitario detenido por supuestamente atacar el miércoles con una escopeta de caza la Facultad de Ciencias y Tecnología del campus de Leioa (Bizkaia) de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) compró el arma en internet por la mañana y practicó con ella antes de disparar contra las instalaciones educativas.

Así lo explicó el consejero vasco de Seguridad y vicelehendakari primero, Josu Erkoreka, quien agregó que aún no se conocen los motivos que han llevado a este alumno de la UPV/EHU, con buen expediente académico, a disparar contra las dependencias universitarias.

La comandancia de la Guardia Civil de Bilbao, cuerpo responsable del control de armas en todo el territorio español, explicó que el detenido había sacado este verano la licencia de armas para caza menor en la comandancia de San Sebastián, donde vive, tras presentar la documentación requerida y pasar "con nota" los exámenes previos.

El miércoles por la mañana se presentó ante la Intervención de Armas de la comandancia de Bilbao en La Salve para formalizar ante la Guardia Civil la adquisición de la escopeta, para lo que fue acompañado por el particular al que se la había comprado horas antes.

El campus de Leioa recuperaba ayer la normalidad mientras se hacía balance de los daños causados por el joven alumno, solo materiales, con varios cristales de la fachada perforados, y un monitor de información y una vitrina rotos por los disparos que también dirigió contra paredes y techos del edificio.

Fuentes de la Universidad pública vasca han precisado que el joven estudiante, quien según el decano de la Facultad atacada tiene muy buen expediente, fue arrestado por la Ertzaintza cuando huía del campus en dirección a La Avanzada por el pequeño jardín botánico o "Arboretum" que existe en la parte trasera de las Facultades de Ciencias y Tecnología y de Medicina y Enfermería.

El portal "Milanuncios", donde el detenido compró el arma, expresó en un comunicado su compromiso con la seguridad de sus usuarios y ha recordado que se limita a facilitar el contacto entre comprador y vendedor y que no le corresponde la verificación del cumplimiento de los requisitos para la transmisión de armas.

"Mantenemos una estrecha colaboración con los diferentes cuerpos y fuerzas de seguridad, entre ellos la Guardia Civil, poniendo a su disposición toda la información de la que disponemos, tanto cuando nosotros denunciamos como cuando ellos nos solicitan estos datos", aseguró el portal.

Compartir el artículo

stats