El fármaco AZD7442 de AstraZeneca, una combinación de anticuerpos de acción prolongada (LAAB), reduce hasta un 67 por ciento los casos de COVID-19 grave o muerte en pacientes con 5 días de síntomas, según los resultados de un ensayo de fase III.

El ensayo cumplió el criterio de valoración principal, ya que una dosis de 600 miligramos de AZD7442 administrada por inyección intramuscular redujo el riesgo de desarrollar COVID-19 grave o muerte (por cualquier causa) en un 50 por ciento en comparación con el placebo en pacientes ambulatorios que habían estado sintomáticos durante siete días o menos.

El LAAB fue generalmente bien tolerado en el ensayo. El 90 por ciento de los participantes inscritos pertenecían a poblaciones con alto riesgo de progresión a la COVID-19 grave, incluidos aquellos con comorbilidades.

AZD7442 es el primer LAAB con datos de fase III que demuestra su beneficio tanto en la profilaxis como en el tratamiento de la COVID-19 y se administra fácilmente mediante inyección intramuscular.

“Con los continuos casos de infecciones graves por COVID-19 en todo el mundo, existe una importante necesidad de nuevas terapias como AZD7442 que puedan utilizarse para proteger a las poblaciones vulnerables de contraer COVID-19 y que también puedan ayudar a prevenir la progresión a la enfermedad grave. Estos resultados positivos muestran que una cómoda dosis intramuscular de AZD7442 podría desempeñar un papel importante para ayudar a combatir esta devastadora pandemia”, asegura Hugh Montgomery, catedrático de Medicina Intensiva en el University College de Londres (Reino Unido) e investigador principal de ‘TACKLE’.

La compañía ha anunciado que “discutirá estos datos con las autoridades sanitarias”. El 5 de octubre, AstraZeneca avanzó que había presentado una solicitud a la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) para la autorización de uso de emergencia de AZD7442 para la profilaxis de la COVID-19.