El coronavirus continúa avanzando en su lenta pero decidida desaparición de Galicia. Con el avance de la vacunación se ha reducido a niveles mínimos la incidencia, pero a su vez también la presión hospitalaria.

Ahora, es el número de muertes el que empieza a mostrar una "mejoría" con algunas semanas de retraso, como es habitual. Y es que el Sergas no ha notificado ningún fallecimiento con coronavirus durante el sábado ni el domingo.

Es la primera vez desde el comienzo de la quinta ola que se vuelve a dar esta circunstancia en un fin de semana. En aquella ocasión fueron cuatro días consecutivos, hasta el 21 de julio, sin tener que lamentar nuevos fallecimientos.

Desde entonces 186 pacientes con coronavirus han perdido la vida, llegando a picos de casi una decena de óbitos diarios. Una macabra cifra que si bien no se veía desde el mes de febrero, queda lejos de los 36 fallecidos del 28 de enero.

Durante el fin de semana, la Consellería de Sanidade solamente ha notificado la muerte de una mujer de 88 años en su domicilio del área sanitaria de A Coruña. Sin embargo, este fallecimiento se produjo el pasado 16 de agosto, "traspapelándose" hasta la fecha.

De esta forma, el último fallecido con coronavirus en Galicia es el hombre de 93 años ingresado en el Hospital de Monforte hasta este viernes, cuando se convirtió en la víctima 2.629 de la pandemia en la comunidad.