Los profesionales de la Unidad de Salud Mental del Hospital Clínico de Santiago realizarán una evaluación completa al agresor de 13 años que estaba con Nuria, la menor que se precipitó desde la segunda planta de un edificio en O Carballiño (Ourense).

Fuentes de la Fiscalía Superior de Galicia han explicado que técnicos del servicio de Menores de la Xunta se han desplazado ayer a la Unidad de Salud Mental del Hospital de Ourense, donde se encuentra ingresado el menor.

Próximamente, se trasladará a este menor a la Unidad de Salud Mental del Hospital Clínico de Santiago, donde se realizará una valoración completa de un posible trastorno mental o, en su caso, de trastorno de conducta. Una vez que los profesionales efectúen la valoración preceptiva, se prevé que la Xunta asuma la tutela del chico.

El suceso todavía conmociona a la villa carballiñesa y según pudo saber FARO, la joven sigue intubada y sedada en la unidad de cuidados intensivos del hospital ourensano debatiéndose entre la vida y la muerte después del golpe en la cabeza y de caer por el balcón de la vivienda del agresor. La familia de la víctima inició una campaña de recogida de firmas para reformar la Ley del Menor para que “ninguna persona deba vivir esto de nuevo, no queremos que ningún menor pueda aprovechar este vacío legal para destrozar una familia y quedar impune”. La campaña lleva más de 1.500 firmas en el primer día y se dirige al Gobierno de España para que suponga un antes y un después. Desde el seno familiar señalan que “es un milagro que siga respirando, todavía hay un hilo fino de esperanza y vamos a animarla hasta el final”.