La Xunta está en conversaciones con el sector del ocio nocturno con el objetivo de establecer un nuevo protocolo más flexible, tanto en horarios como en aforos, para este tipo de locales. Así lo confirmó el vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, en una entrevista ofrecida ayer en la Radio Galega, recogida por Europa Press, en la que explicó que las nuevas instrucciones buscarán ser “parecidas” a las que se pondrán en marcha a partir del miércoles 15 de septiembre. La intención es que en octubre esté ya implantado este protocolo.

“Queremos darle esa estabilidad al sector”, incidió Rueda, quien también insistió en la implantación de la obligatoriedad del certificado de vacunación, una herramienta que incluso los empresarios “lo pedían”.

Pero hay una sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) “que a día de hoy lo impide”, por lo que la Xunta tratará de buscar “otras fórmulas”. En este contexto, ha recordado que el Gobierno gallego “presentó un recurso” ante ese fallo y ahora será el Tribunal Supremo quien deba determinar si la obligatoriedad del certificado se ajusta o no a derecho.