Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sociedad

El suicidio quiere romper el silencio

El suicidio quiere romper el silencio

El suicidio quiere romper el silencio

Se calcula que cada cuarenta segundos, una persona se suicida en el mundo, lo que significa más de 800.000 muertes al año. Esto convierte el suicidio en uno de los problemas de salud pública más graves, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), que urge a los países a adoptar medidas para poner coto a unas muertes prematuras que, según los expertos en salud mental, pueden prevenirse apoyando a las personas que se encuentran en riesgo.

Alertan, además, del efecto devastador que la pandemia del COVID está teniendo en la salud mental, lo que está provocando un aumento en las consultas y que puede hacer también que las cifras de suicidio se disparen.

La pandemia aumenta las consultas por salud mental | Especialistas y ONG abogan por visibilizar un problema que el pasado año causó la muerte prematura de 307 gallegos

En España se suicidan más de 3.600 personas cada año, diez cada día. El suicidio es la primera causa de muerte externa y duplica el número de fallecidos en accidente de tráfico. Galicia es la segunda comunidad con una mayor tasa de suicidios, solo por detrás de Asturias, y la quinta en cifras absolutas, tras Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana y Madrid. Según los datos de la última memoria de actividades del Instituto de Medicina Legal de Galicia (IMELGA), correspondiente a 2020, 307 gallegos se quitaron la vida el pasado año –220 hombres y 87 mujeres–, lo que representa una tasa de suicidios de 13,11 por cada cien mil habitantes, frente al 7,79 nacional y al 11,90 europeo.

"Hablar sobre el suicidio previene el suicidio" Agencia ATLAS | Foto: Shutterstock

En términos absolutos, A Coruña es la provincia que más suicidios registró en 2020: 135, seguida de Pontevedra (98), Lugo (43) y Ourense (31). En términos relativos, A Coruña vuelve a encabezar la lista, con 17,16 suicidios por cada 100.000 habitantes, seguida de Lugo (12,47), Pontevedra (10,72) y Ourense (10,02), según datos facilitados por Saúde Mental FEAFES Galicia, que cuenta con la web conectacoavidagalicia.org, espacio que aporta información y consejos para el abordaje del suicidio.

Por ello, expertos y asociaciones que trabajan en el campo de la salud mental reivindican, coincidiendo con el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, un abordaje transversal del suicidio para mitigar sus efectos y en el caso concreto de Galicia, una implementación real del Plan de Prevención do Suicidio. Además, abogan por hablar de esta realidad, desterrar los falsos mitos que existen a su alrededor y eliminar tabúes para que las personas que están en riesgo no oculten su sufrimiento y puedan pedir ayuda.

  • Examen a los efectos del COVID sobre la salud mental de los gallegos”

    Judit Santos, psicóloga social e socia fundadora de Miudiño S. Coop. Galega, preséntanos a súa ponencia no V Foro de Educación.

“El suicidio es un gravísimo problema de salud pública que nos incumbe a todos y como sociedad no podemos mirar hacia otro lado”, afirma Rosa Cerqueiro, psicóloga clínica y portavoz del Movemento Galego da Saúde Mental (MGSM), que ayer volvió a salir a la calle para visibilizar la dura realidad que es el suicidio, sensibilizar a la ciudadanía sobre la necesidad urgente de tomar conciencia y actuar para prevenirlo, y exigir la puesta en marcha de estrategias eficaces para disminuir en número de muertes por suicidio y de tentativas autolíticas.

La repercusión que la pandemia está teniendo en la salud mental de los jóvenes preocupa especialmente a los expertos. “Ya estábamos viendo antes de la pandemia un aumento de problemas de salud mental en edades jóvenes, pero a partir del primer trimestre de 2021 notamos un aumento de consultas de chavales de 15-16 años por problemas escolares y un repunte de los trastornos alimentarios y de ansiedad y depresión. El miedo al contagio, propio o ajeno, la incertidumbre por la situación que vivimos, los ERTE... pueden explicar este repunte”, afirma.

El aumento en las consultas y asistencia a urgencias por problemas de salud mental también tiene su reflejo en la actividad del Teléfono de la Esperanza, que en 2020 atendió 160.646 llamadas en toda España –5.300 en Galicia–, lo que supone un 40% más que en el anterior ejercicio. La ONG ha puesto en marcha la campaña nacional “Vacúnate de esperanza”, que llegará hoy a Santiago, donde tiene su sede en la comunidad, en la se repartirá prospectos de su vacuna “SaludEmocional50”, en el que desmonta algunos falsos mitos sobre el suicidio, y da algunas pautas para ayudar a una persona en riesgo y también para superar el suicidio de una persona querida.

La Xunta ya tiene en marcha seis unidades de atención a personas en riesgo de suicidio

Por otra parte, la Xunta de Galicia informó ayer de que tiene en marcha seis unidades de atención a personas en riesgo de suicidio. A través del desarrollo del Plan de Saúde Mental de Galicia 2020-2024, el Sergas constituyó las unidades previas para las áreas sanitarias de A Coruña, Lugo, Pontevedra y Vigo, e incorporó, de forma adicional, una sexta unidad en el área sanitaria de Ferrol. Así, cada una de estas unidades cuenta con un equipo específico de profesionales, compuesto por personal de psicología, psiquiatría y enfermería, y que implicó la contratación de 15 nuevos profesionales a lo largo de este año.

Según la Xunta, el mantenimiento de estas cinco unidades a lo largo de la vigencia del plan supondrá una inversión de más de 3,6 millones de euros. Todas ellas se añaden a la ya creada con anterioridad en el área sanitaria de Ourense, Verín y O Barco de Valdeorras, que fue pionera con un modelo de referencia estatal, y agora se reproduce en cinco nuevas áreas con lo que, en la actualidade, seis de las siete áreas sanitarias gallegas ya cuentan con una unidad especializada de estas características. 


Compartir el artículo

stats