Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galicia es en agosto la tercera autónoma con más sanitarios infectados por COVID

Personal en la unidad de críticos de Povisa. | // R.GROBAS

La Confederación de Sindicatos de Médicos alerta de que estas bajas agravan la sobrecarga y aumentan listas de espera

Galicia es la tercera comunidad autónoma con más sanitarios diagnosticados de COVID-19, según los últimos datos registrados entre el 30 de julio y el 12 de agosto y facilitados por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. En dicho periodo, se contabilizaron en la Comunidad gallega 306 médicos, enfermeras u otros trabajadores de la salud de centros sanitarios y sociosanitarios contagiados, solo superados por las cifras de la Comunidad Valenciana (314) y Cataluña (454).

Antonio Otero, secretario general de la Confederación de Sindicatos de Médicos en Galicia (CESM), destaca que el dato positivo de esta elevada incidencia entre los sanitarios gallegos es que “no son cuadros graves y que la afectación no es tan importante como en la primera ola” del invierno-primavera de 2020.

No hay que olvidar que desde que arrancó la pandemia hasta ahora, un total de 5.184 sanitarios gallego se han infectado con el SARS-CoV-2, lo que la sitúa en la sexta autonomía en esta incidencia que en España se eleva a 92.677 casos notificados. Resulta imposible saber qué porcentaje respecto del total suponen ya que se desconoce el total de sanitarios que trabaja en Galicia en la privada y pública. Solo en el Sergas, hay 38.000 personas en todas las categorías sanitarias.

El Gobierno reconoce enfermedad profesional a los sanitarios contagiados por COVID

El Gobierno reconoce enfermedad profesional a los sanitarios contagiados por COVID Agencia ATLAS

Aún así, si como lector cree que este dato es superfluo y que no le afecta porque ni usted ni un familiar es sanitario, se equivoca. Otero explica que perjudica a la atención al ciudadano y mucho. Para entenderlo, pone un ejemplo: “Atención Primaria tiene un problema de sobrecarga. El personal está cubriendo las vacaciones y las bajas [por COVID y por otras dolencias] lo que aumenta la sobrecarga. Ese es el problema que estamos viendo ya que se añade a la sobrecarga que el sistema viene arrastrando” .

Esto se traduce en que tengamos que esperar más por la cita con nuestra médica o médico de familia o el pediatra. Añade Antonio Otero que “son los de Primaria los que más están a pie del cañón y, por tanto, los que más se contagian, aunque con cuadros asintomáticos”, principalmente debido a la vacunación.

Pero también “está ralentizando todos los procesos de salud, especialmente las listas de espera. Es una especie de fracaso –reconoce Otero– para nosotros, los médicos. Tenemos un sistema sanitario al que hay que darle la vuelta. La burocratización de las consultas no puede seguir así”.

"No hay ningún tipo de control en el acceso a los hospitales"

Asunción Maus - Delegada en Ourense del sindicato de enfermería SATSE

decoration

Asunción Maus, delegada de SATSE en Ourense. SATSE

–Más de 5.000 profesionales sanitarios infectados de COVID en 18 meses parece mucho.

–La afectación COVID por contagios es muy alta. Denunciamos en el primer momento cuando se cuestionaba el uso de ciertos medios de protección que ahora un año después a sumimos como indispensables como el uso de la mascarilla FFP2. Al final nos dieron la razón que estos medios eran necesarios. Llegó a haber 600 profesionales afectados de todo el SERGAS de COVID, lo que era una barbaridad. En Enfemería, llegamos a rondar el 40% del personal enfermo dentro de los profesionales infectados de todas las categorías.

–Me comentaba que en estos días de agosto, está aumentando la incidencia.

–Añadido a la situación de déficit de profesionales que viene de atrás, tenemos las plantillas muy ajustadas. A poco que se dispare el número de ingresos hospitalarios, eso incide en la carga de trabajo. Hay muchos profesionales de baja y la gente necesita también permiso para tener cierta desconexión por la fatiga mental por la pandemia. Pero esos descansos no se pueden asumir porque no hay sustitutos que puedan garantizar la continuidad asistencial. Se denegan permisos y nos encontramos con personal doblando turnos lo que repercute en la salud de los trabajadores.

“Las secuelas del COVID afectan a la tolerancia a las cargas de trabajo”

decoration

–¿En qué medida les afecta en el trabajo el haber pasado la enfermedad?

Hay muchos que arrastran secuelas, no son secuelas importantes físicas. Son falta de atención, menos tolerancia a las cargas del trabajo... Son cosas que no se pueden catalogar. Hay una repercusión en el desarrollo laboral de esta gente. Con la sucesión de olas, cuando llegamos a un momento vacacional hay otra y no hay posibilidad de descanso con el personal al 150%. Todo esto repercute negativamente.

–¿Qué medidas echan en falta?

–En la hostelería hay restricción de movimiento que no repercute de la misma manera en los hospitales. No hay quien haga una valoración de la cantidad de gente que acude a los hospitales y no hay ningún tipo de control en el acceso y pueden ocurrir brotes en planta. Sería interesante que se tuviera en cuenta en las gerencias. Tampoco hay ventilación en los vestuarios, debería haber una revisión.

Compartir el artículo

stats