Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta reducirá más los aforos en los bares el martes si no recibe el aval del TSXG

Restaurantes, como el Rey Pescador en Vigo, informaban ayer a sus clientes de que no había que presentar el certificado COVID M. G. BREA

Si antes del día 17 el alto tribunal avala la obligación de pedir el pase COVID para acceder al interior de los locales, el Gobierno gallego anularía el nuevo ajuste

Si antes del martes el TSXG no avala la obligación de presentar el certificado COVID para acceder al interior de los locales de hostelería en los concellos con más casos de coronavirus, los restaurantes, cafeterías y bares tendrán mayores restricciones de aforo dentro de sus establecimientos. Así lo acordó ayer la Xunta y lo recogió en una orden que publicó en el Diario Oficial de Galicia a última hora de la noche.

El Gobierno de Feijóo toma esta decisión después de que el viernes el TSXG advirtiese tres semanas después de su aprobación de que la obligación de exigir pase COVID a los clientes para acceder al interior de los locales de hostelería no tenía vigencia, porque no contaba con su aval jurídico. El Ejecutivo gallego alegó que no lo había pedido porque consideraba que no lo necesitaba, pues tenía el amparo de su nueva Lei de Saúde. Tras el varapalo del TSXG, ayer por la mañana envió al alto tribunal una petición para que ratifique la limitación. La Fiscalía se pronunció por la tarde y respalda la restricción, pero aún falta el auto del juez. 

En previsión y por si la Justicia no avala su medida estrella del verano en la lucha contra la pandemia, la Xunta sacó ayer una orden con más restricciones para el interior de los locales de hostelería. Son “medidas alternativas para seguir tratando de mantener el control de la transmisión del virus, lo que implica una revisión de los aforos, previamente ampliados gracias al uso del certificado”, explicaban ayer desde la Xunta.

En los concellos de nivel máximo, no podrán recibir clientes en su interior, cuando ahora pueden cubrir un aforo del 30%. En esta situación está solo O Grove. En los concellos de nivel alto, el aforo caerá del 50% actual al 30%. Y en el caso del ocio nocturno el aforo en el interior de los municipios con niveles medio y medio bajo se modificarían del 50 % con certificado al 30 % sin certificado.

La Xunta pospone la entrada en vigor de las nuevas limitaciones de aforo en el interior de los locales de hostelería hasta las cero horas del martes para dar tiempo al sector a adaptarse y a la ciudadanía, a conocer las nuevas restricciones.

De paso, el Gobierno autonómico da un respiro a la hostelería que vive este fin de semana el puente más festivo de todo el año, con centenares de romerías en toda la comunidad.

De hecho, desde que el jueves se supo que no era obligatorio pedir el pase COVID a los clientes que querían comer o tomar algo dentro del bar o el restaurante, los camareros han dejado de pedirlo, y así sucederá durante el fin de semana.

El lunes, tanto la Xunta como el sector aguardarán con impaciencia el dictamen del TSXG. Si el alto tribunal permite que sea obligatorio el exigir el pase COVID para acceder a un bar, el Gobierno gallego anulará la orden publicada ayer con las nuevas limitaciones de aforo.  

Feijóo: “No vacunamos solo para coger un avión”

decoration

El presidente de la Xunta defendió ayer la obligación de presentar el certificado COVID para entrar en el interior de la hostelería, pues la alternativa es “el riesgo de cerrar” el interior de bares y restaurantes en los concellos con más casos de coronavirus. “Lo que interesa a ciudadanos y a hosteleros es que se pueda abrir el interior de todos los restaurantes”, afirmó.

 “Nos parece la forma más segura para ayudar a la hostelería a trabajar sin limitaciones y también para consumir en locales de localidades con incidencias altas”, remarcó ante las críticas de hosteleros, que ven injusto esta limitación cuando en otros lugares públicos como bares o gimnasios no se exigen.

Feijóo también argumentó que “la mayoría de los países de la UE están exigiendo el certificado COVID para entrar en lugares públicos cerrados”.

El titular del Gobierno autonómico justificó que su Gabinete no enviara al TSXG, para su aval, la orden que obliga a presentar el certificado COVID para acceder al interior de los locales de ocio porque sus asesores jurídicos entienden que la ley de pandemias gallega (Lei de Saúde de Galicia) “legitima” a la Comunidad para establecer esta exigencia sin necesidad de autorización judicial previa. Lo hace ahora tres semanas después de la entrada en vigor de la restricción porque se lo exige el TSXG.

“No tiene sentido que 18 millones de pasaportes COVID con doble dosis en España no tengan ninguna utilidad. No tiene sentido que estemos vacunando solo para poder coger un avión. No tiene sentido que todo el esfuerzo de vacunación que está haciendo España no tenga efectos en el ámbito económico”, remarcó el titular del Ejecutivo gallego.

También lamentó la falta de una legislación estatal que regule esta y otras cuestiones: “Se viene a acreditar que estamos ante una laguna legal, ante una ausencia de ley estatal, y por eso las comunidades autónomas estamos dando botes de un lado para otro en función de la interpretación que hagan los tribunales superiores, y estos tienen dificultades para interpretar de forma homogénea porque no hay una legislación homogénea”.

La Justifica tumbó la restricción en tres autonomías 

Baleares es la única CCAA que en la actualidad obliga a mostar el pasaporte COVID para entrar a las residencias y desde hoy para acceder a grandes eventos. A la espera de que se pronuncie el TSXG en la comunidad gallega, los tribunales superiores de Justicia de Andalucía, Canarias y Cantabria tumbaron la obligatoriedad de presentar el Certificado COVID-19 para acceder al interior de establecimientos hosteleros y locales de ocio nocturno en ciertos territorios con alta incidencia. 

Hace unas semanas, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, abría la puerta a implantar a nivel estatal esta limitación para acceder a bares o discotecas. Sin embargo, la propia titular de Sanidad, Carolina Darias, desautorizó esa misma tarde a su compañera de Gobierno y rechazó la propuesta. Días después, la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, afirmaba que el Gobierno descarta por el momento estudiar una fórmula para que sea necesario disponer del certificado COVID-19 para poder acceder a algunos lugares como bares o restaurantes. ¿Por qué? Porque estaría “estigmatizando” a la población joven que no está todavía vacunada. 

Bélgica exigirá el pase para grandes eventos  

Bélgica es el útimo país europeos que impone el certificado COVID para acceder a determinados lugares públicos. Este país ha estrenado un certificado sanitario conocido como Covid Safe Ticket que podrá ser utilizado para acceder a eventos de más de 1.500 personas que se celebren en el exterior, como festivales de música o competiciones, y, a partir del próximo 1 de septiembre, también en el interior. Tener el certificado dará derecho a no llevar mascarilla ni tener que respetar la distancia de seguridad.

En la práctica, consiste en un código QR que será escaneado a la entrada del lugar en el que utilice el sistema. Podrán conseguir el certificado las personas mayores de 12 años que cuenten con la pauta completa de vacunación desde al menos 15 días antes, quienes tengan un test PCR negativo de máximo 48 horas o dispongan de un certificado que pruebe que se han recuperado del COVID hace menos de seis meses.

Compartir el artículo

stats