Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

josé esteban castelao | Investigador de la Unidad de Oncología Genética

“Identificar 300 nuevos genes de la menopausia podría mejorar la fertilidad”

“Hemos examinado a través de diferencias genéticas que una menopausia genéticamente más temprana aumenta el riesgo de diabetes tipo 2”

Esteban Castelao y Manuela Gago. | // FDV

Prolongar así como mejorar la vida reproductiva de las mujeres y lograr una menopausia con menos problemas de salud parecen estar más cerca a raíz de una investigación publicada en la revista Nature y en la que han participado diversos grupos de investigadores del mundo, como el de José Esteban Castelao del Complexo Hospitalario de Vigo (CHUVI) y el de la doctora Manuela Gago, de la Fundación Galega de Xenómica. En el estudio lograron aumentar la esperanza de vida reproductiva en ratones aproximadamente un 25% más.

Lo lograron –explica Esteban– con “la desactivación del gen CHEK2 para que ya no funcione y la sobreexpresión de otro (CHEK1) para mejorar su actividad. Es importante notar que la fisiología reproductiva de los ratones se diferencia de la de los humanos en aspectos clave, incluido el hecho de que los ratones no tienen menopausia. Sin embargo, en el estudio también se analizó a mujeres que naturalmente carecen del gen CHEK2 activo y se vio que alcanzaban la menopausia en promedio 3,5 años más tarde que las mujeres con un gen normalmente activo”.

–¿Tendrá rápida aplicación en humanos este descubrimiento?

–Son perspectivas futuribles pero que todavía necesitan un cuerpo de investigacion y desarrollo. Esta información será importante para las técnicas de fertilidad pero se necesita trabajo a nivel experimental para llegar a resultados.

–¿Cuál ha sido su aportación y la del CHUVI a este trabajo?

–Este estudio se ha hecho dentro del Consorcio internacional de Cáncer de Mama (BCAC), al que el estudio gallego BREOGAN (Breast Oncology Galicia Network), pertenece. BREOGAN es fruto de una colaboración entre FPMX y el Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago (IDIS) y el Instituto de Investigación Sanitaria Galicia Sur (IISGS) de Vigo e incluye a 800 mujeres pacientes de las áreas sanitarias de Vigo y Compostela [de las 200.000 analizadas en toda la investigación internacional]. Estudiamos la edad a la menopausia natural a través de estudios genéticos GWAS y estudios experimentales en ratones.

–¿Qué buscaban?

–Esta información nos ayuda a comprender mejor los procesos biológicos involucrados en el envejecimiento reproductivo, lo cual podría conducir a mejoras en las opciones de tratamiento de la fertilidad. Encontramos que los genes en respuesta al daño de ADN eran los más importantes en la edad a la menopausia. Con este estudio se ha llegado a 290 variantes genéticas.

–¿Por qué es tan importante el descubrimiento de las 300 variaciones genéticas que influyen en la vida reproductiva de las mujeres?

–Aunque todavía queda un largo camino por recorrer, al combinar el análisis genético en humanos con estudios en ratones, sabemos mucho más sobre el envejecimiento reproductivo humano. También nos da una idea de cómo ayudar a evitar algunos problemas de salud relacionados con el momento en que se produce la menopausia.

Estos hallazgos dan información acerca de cómo las variantes genéticas identificadas pueden ser dirigidas para desarrollar terapias para aumentar la fertilidad y también prevenir enfermedades como cáncer de mama y ovario.

–Ustedes señalan que se podrá mejorar el éxito de las técnicas de fertilización in vitro, ¿por qué?

–Los estudios en ratones sugieren que las variantes genéticas pueden ser manipuladas para aumentar la vida reproductiva y mejorar la fertilidad aportando información para crear en un futuro tratamientos que mejoren la recogida de ovulos para la fecundación in vitro. [Estos 300 nuevos genes]también pueden ayudar en la búsqueda de nuevas terapias para mejorar la función reproductiva y fertilidad en mujeres.

–¿Por qué será útil el descubrimiento de las variaciones genéticas para el cáncer de mama, diabetes o la estructura ósea de la mujer?

–Como parte de este estudio hemos examinado también el impacto que tiene en la salud el tener una menopausia más temprana o tardía utilizando un enfoque a través de las diferencias genéticas naturales. Hemos examinado a través de diferencias genéticas que una menopausia genéticamente más temprana aumenta el riesgo de diabetes tipo 2 pero disminuye el riesgo de algunos tipos de cáncer, como el de ovario y el de mama, que se sabe que son sensibles a las hormonas sexuales que se encuentran en niveles más altos mientras la mujer todavía está menstruando. Estos hallazgos aportarán una pieza clave dentro la herramienta de predicción de riesgo que estamos desarrollando para el cáncer de mama, puesto que la edad a la menopausia es uno de los factores determinantes de esta neoplasia. A más temprana menopausia, mayor protección contra el cáncer de mama. Entonces en las herramientas de predicción de riesgo, este descubrimiento dará más precisión se podrá establecer una edad de menopausia más precisa en función de estos genes y hacer estas herramientas de predicción más precisas.

–Hablan de crear un test para determinar cuándo ocurrirá la menopausia, ¿falta mucho para obtenerlo?

–Sí, como hemos dicho antes se continuará otra fase de estudio en base a este descubrimiento. El fin es mejorar la precisión de este conjunto de genes para establecer una edad de menopausia lo más precisa posible.

–¿Qué papel juega el gen CHECK2? Parece increíble que pueda retrasar la menopausia 3,5 años.

–Es uno de los genes más importantes en la menopausia. Al ser identificado se abre la puerta para que la ciencia básica trabaje por ejemplo en este gen para poder manipularlo. Pero esta fase de trabajo en este ambito específico está todavía en curso.

Compartir el artículo

stats