Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cinco cosas que deben saber las embarazadas sobre la vacuna COVID-19

Una mujer embarazada acaricia su vientre. | / SHUTTERSTOCK

Desde que estalló la crisis de la pandemia sanitaria hace año y medio, las noticias falsas sobre el COVID-19 se propagan por las redes sociales a velocidad de vértigo. No se consigue poner freno a la situación, pese a la preocupación del director general de la OMS que el año pasado alertó de la “infodemia” –palabra con la que define el exceso de información– y la rapidez con la que se difunden las 'fake news'. Para luchar contra las informaciones engañosas se pusieron en marcha campañas en colaboración con Facebook, Google o Twitter para remitir a los usuarios a fuentes de información oficial e incluso se crearon páginas específicas para desmentir las informaciones falsas, que sin embargo siguen ganando espacio en las plataformas virtuales.

Vacunarse no conlleva riesgos

En las últimas semanas los bulos se centran en el elevado número de abortos que pueden sufrir las mujeres embarazadas si se vacunan, y corren por las redes sociales una vez que la Organización Mundial de la Salud, OMS, y los ministerios de Sanidad de distintos países –incluida España– aconsejan la vacunación de las gestantes.

La seguridad de la vacuna para inoculársela a las mujeres embarazadas es uno de los temas que más preocupa a las gestantes, que todavía dudan sobre si vacunarse o no pese a las claras recomendaciones sanitarias a favor.

¿Un 82% de abortos? Falso

Un mensaje masivo enviado fundamentalmente vía whatsapp afirma que la tasa de aborto espontáneo es del 82% entre las mujeres vacunadas contra el COVID-19 y atribuye estos datos a un estudio publicado el pasado 17 de junio por la prestigiosa revista científica “The New England Journal of Medicine”. ¿Una interpretación errónea de los datos o una manipulación de lo publicado? No es cierto que el estudio preliminar en cuestión revele tal dato, sino que se trata de una afirmación falsa. En realidad se observa que la tasa de abortos espontáneos es del 12%, una cifra similar a la de las mujeres gestantes no vacunadas, como se han apresurado a rebatir los expertos.

Más ventajas que inconvenientes

Aunque es cierto que los datos de la vacunación en mujeres embarazadas son limitados y se sigue investigando en profundidad sobre ello, tanto la OMS y el Ministerio de Sanidad español recomiendan la vacunación de las mujeres gestantes porque es segura con los datos existentes. Además, inciden en que corren un mayor riesgo que las no gestantes de contraer formas graves de COVID-19.

Riesgo teórico

“El riesgo de la vacunación para las mujeres embarazadas es puramente teórico, muy bajo. Aunque todavía se están haciendo estudios específicos, lo cierto es que como se ha hecho una vacunación masiva en el mundo de cientos de casos de mujeres que no sabían que estaban embarazadas o que se embarazaron en el momento de la vacunación, se ha podido corroborar que no supuso ningún problema ni para la mujer embarazada ni para el feto”, asevera el pediatra gallego Federico Martinón-Torres, uno de los mayores expertos en vacunación de España y miembro del comité asesor de vacunas de la Organización Mundial de la Salud. En su opinión hay cinco cuestiones sobre la vacuna que las mujeres embarazadas y la sociedad deben conocer.

"Hay que vacunarse: existe riesgo cero, daño ninguno y potencialmente hay beneficios para el recién nacido"

decoration

Federico Martinón-Torres FdV

¿Por qué se recomienda la vacuna a las mujeres embarazadas?

La información acumulada, junto con el riesgo teórico bajo que existe y el hecho de que la mujer embarazada podría tener un riesgo incrementado de complicaciones por el COVID en comparación con la mujer no gestante, han hecho que la mayoría de los países hayan liberalizado la indicación de vacunación en las mujeres embarazadas.

¿Puede vacunarse la gestante en cualquier momento?

Sí. Se aconseja a la embarazada que se vacune en cualquier momento frente al COVID, porque aunque no se han terminado los estudios específicos que están en marcha, la información que tenemos ya lo aconseja. De hecho, las autoridades sanitarias han pasado de una indicación inicial más restrictiva y en la que solo se consideraba la vacunación de las mujeres que tuvieran condiciones de alto riesgo, a la situación actual en la que la recomendación es mucho más liberal.

¿Qué vacuna es la más adecuada?

Yo diría que con cualquiera de ellas. Pero es cierto que para las que más experiencia hay publicada es para las vacunas de ARN mensajero, caso de Pfizer. Por eso se está priorizando su uso en la mujer embarazada. Los cientos de miles de datos de series de mujeres en el mundo que se vacunaron sin saber que estaban esperando un hijo o que se quedaron embarazadas fue con esta vacuna.

¿Pueden dar de mamar a sus bebés las mujeres vacunadas?

Sí. En esto nunca ha habido ninguna contraindicación. No hay ningún riesgo para el recién nacido e incluso siempre hay la posibilidad de que se transfiera experiencia pasiva de protección mediante la lactancia materna.

¿Se transmite inmunidad por la leche materna?

Todavía no se ha confirmado cuál es la eficacia química que puede tener, pero sí se pueden transmitir anticuerpos específicos a través de la lactancia materna, con lo cual hay que destacar que existe riesgo cero, daño ninguno y potencialmente hay beneficios para el recién nacido.

Compartir el artículo

stats