Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Los autotest más caros? En España

Las farmacias gallegas emiten certificados gratis del resultado del test de antígenos.

España acaba de incorporarse al listado de países europeos que permiten adquirir los autotest de antígenos sin receta médica. Alrededor de ocho euros puede costar la unidad, un precio que la coloca a la cabeza de los test más caros. En la vecina Portugal, en supermercados, se puede encontrar otras marcas a poco más de dos o cuatro euros.

La compra de test de antígenos rápidos se ha convertido en muchos países en un artículo más de la compra en farmacia o supermercado. He aquí un breve recorrido por el continente en la procura del test más barato. Eso sí, a la hora de comprar, lo ideal sería tener en cuenta la sensibilidad, es decir, su calidad. Esa información es facilitada por cada estado miembro. También hay que observar que cumpla con la certificación europea. Y mejor no adquirirlos por internet, podemos recibir gato por liebre.

En Francia, los franceses que no han sido vacunados o que no lo desean puedan echar mano de PCR o test de antígenos para viajar, ir al cine o restaurantes, gimnasios, museos, piscina o incluso para tomar un café en una terraza. Los test de antígenos realizados en farmacia cuestan 25 euros pero el dinero es reembolsado a los residentes en Francia, tengan o no la nacionalidad gala; a los que lo precisen por prescripción médica, a los turistas que hayan tenido contacto con un positivo y recibiesen una comunicación oficial, entre otros casos. Si lo que se quiere es simplemente comprar un autotest (el que se realiza uno mismo) entonces hay que pagar como máximo 5,20 euros con todas las tasas incluidas. El límite lo establece el Diario Oficial.

En la vecina Bélgica, los autotest están disponibles en farmacias sin receta médica desde principios de abril y desde junio –y por decisión judicial provisional– se pueden comprar a través de las páginas webs de las boticas. En la web farmacéutica pharmacy-medi-market.be los encontramos a 5,93 euros por unidad y si se desea una caja de cinco, el montante sale a 25,73 euros, poco más de cinco euros por cada uno. No obstante, hay que recordar que en abril, cuando comenzaron a ser dispensados podían costar entre siete u ocho euros.

En Francia, Bélgica, Austria o Reino Unido el estado reembolsa el precio o una parte

La Seguridad Social belga (Institut Nacional D´Assurance maladie-invalidité) señala en su web que para determinados colectivos el precio del autotest (siempre que entre dentro del listado aprobado) que se debe cobrar en farmacia es menor: un euro por semana y por cada miembro de la familia.

Sistema diferente presenta Alemania donde, desde el mes de marzo, se pueden adquirir estas pruebas tanto en farmacias como en supermercados.

Aún guardamos en la retina, la imagen de alemanes haciendo cola a la entrada de la cadena Aldi para incluir en su compra de la semana los test de antígenos con la caja de cinco unidades a 25 euros.

Ayer, en un repaso por webs de farmacias teutonas como shop-apotheke.com o meine-apotheken.de, podíamos encontrar autotest de antígenos a diferentes precios. 

Estos dependen de la marca y las unidades que se venden por caja, así como la calidad de los mismos (sensibilidad) resultando unidades a 0,72 o 0,76 euros para otras rozar el euro o pasar a 5,56 hasta llegar a los 8,76.

En supermercados, también se pueden comprar en Italia a sí como en farmacias. Ayer, en misterfarma.it, se podían adquirir a 10 o 12,23 euros la unidad mientras que en la web de Carrefour otra marca bajaba a 5,99 euros.

En otros estados como Austria o Reino Unido, los ciudadanos pueden conseguir test de antígenos rápidos gratuitos siempre y cuando no excedan un número al mes (cinco en Austria, por ejemplo); en el caso de Reino Unido el límite son dos a la semana por persona y solo para mayores de edad. No obstante, hay que matizar que el caso de Austria el test hecho en casa no permite entrar en todos los establecimientos no esenciales.

Alemania incluso vende las pruebas para anticuerpos vía internet

Poco a poco, la pandemia va introduciendo nuevos hábitos y necesidades en la vida de los europeos. Desde hace meses, en países como Alemania, el realizar los test de antígenos en casa es habitual. Pero, además, sus boticas también pueden vender por internet los test de anticuerpos para intentar averiguar cuán protegidos están frente al coronavirus.

Al echar un vistazo en páginas web de boticas germanas observamos que el precio es variable, al igual que ocurre con los autotest de antígenos. Incluso puede haber ofertas para ahorrar de una sola tacada trece euros.

Es lo que ocurría en la tarde de ayer en la web de Mein Apotheke con los test de anticuerpos de una marca a 56,53 euros frente a los 66,99 que costaban antaño.

No obstante, el cliente que desee hacerse con uno de ellos debe analizar bien la oferta del mercado y buscar asesoramiento técnico ya que mientras el más barato puede costar 49 euros, uno de los más caros puede rondar los 200. Difícil elección para el consumidor sin rango científico determinar cuál es el mejor.

Compartir el artículo

stats