Los contagios de COVID-19 se mantienen por encima del millar por segunda jornada consecutiva en Galicia con 1.111, lo que hace subir ligeramente los casos activos a 18.643, cortando así tres días de descenso. Las altas médicas, 1.088, no logran contener el empuje de la expansión del virus, que en las últimas horas se ha cobrado dos nuevas vidas.

El desglose de datos por áreas muestra situaciones opuestas: A Coruña es la que más infectados suma con 153, y tras ella, Ferrol, con 43. Por su parte, Ourense es la que registra una caída más fuerte de la incidencia, con 68 casos activos menos. También restan Lugo (-41), Pontevedra (-41), Vigo (-23) y Santiago (-2).

El distrito sanitario con mayor número de contagiados sigue siendo Vigo, con 4.623; seguido A Coruña, con 4.297; Pontevedra, con 2.662; Santiago, con 2.214; Lugo, con 2.171; Ourense, con 1.596; y Ferrol sigue a la cola, con 1.080.

Sin embargo, desciende la incidencia acumulada, tanto a dos semanas como a siete días, aunque a un ritmo menor que la media de España. De este modo, la comunidad registra 643,8 casos a 14 días por cada cien mil habitantes por 633,07 en el conjunto de España; y 273,89 a siete días por 265,78 de media en el Estado, según los datos difundidos ayer miércoles por el Ministerio de Sanidad.

Por su parte, la presión hospitalaria se mantiene estable con 302 (-1) ingresados: 250 (-7) en planta y 52 (+6) en la UCI. Esta se reduce en las áreas de Ourense, Santiago y Lugo, se mantiene en las de A Coruña y Pontevedra, y aumenta en las de Vigo y Ferrol.

La peor de las noticias radica precisamente en el aumento de enfermos críticos, que suponen un 60% más que hace una semana. Con estos nuevos ingresos, el porcentaje de camas ocupadas en UCI por enfermos de la pandemia llega en Galicia al 6,98 %, frente al 20,76 % de la media del Estado.

De los 1.111 nuevos positivos, 1.103 se han detectado a través de pruebas diagnósticas (PDIA). De ellos, 295 corresponden al área de A Coruña; 227, a la de Vigo; 144, a la de Pontevedra; 127, a la de Santiago; 124, a la de Lugo; 94, a la de Ferrol; y 92, a la de Ourense.

Desde el inicio de la pandemia, en marzo de 2020, el Sergas ha efectuado 2.596.454 PCR, 7.998 en las últimas horas. La tasa de positividad se ha reducido ligeramente hasta un 12,92%, tras registrar la jornada anterior un 15%. Así, la comunidad sigue por encima de ese 5% que establece la OMS para dar por controlada la pandemia.

Tras comunicar Sanidade esta tarde dos nuevos fallecimientos, el cómputo acumulado desde el inicio de la pandemia ha subido a 2.483 víctimas. Las dos últimas son un hombre de 93 años, que perdió la vida este miércoles en el CHUF; y una mujer de 90, que murió hoy en el CHUAC. Ambos presentaban patologías previas.