El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, ha señalado este miércoles la falta de compromiso de los jóvenes gallegos en la batalla por frenar la quinta ola. En su comparecencia ante los medios de comunicación para comunicar los cambios en las restricciones ha vuelto a lamentar la falta de afluencia a los cribados y también ha denunciado que que algunos positivos de COVID-19 diagnosticados en Galicia "no están comunicando sus contactos de la forma que deberían". El titular de Sanidade pide "no hacer trampas", que se "faciliten todos los contactos estrechos" que se haya tenido y que no se omitan "para salvar una posible cuarentena".

"Nos lo trasladan los rastreadores, que se encuentran con que muchos jóvenes dicen que no tuvieron contacto con nadie o solo con una o dos personas, pero luego hay más llamadas de otros contactos", comentó el conselleiro.

Comesaña ha pedido "ese último esfuerzo" a la población, en especial a los más jóvenes aún sin vacunar, "que aguanten un poco más" y que "acudan a los cribados".

Sin embargo, muchos jóvenes que han dado positivo por COVID-19 en esta quinta ola también critican que el sistema de rastreo de la Xunta no actúa con la eficacia esperada. Son muchos los que optan por el autoconfinamiento ante la ausencia de instrucciones o convocatorias para hacer pruebas PCR por parte de los operadores del Sergas.