Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia multiplica por cinco las consultas de telemedicina en Primaria

La asistencia telemática por teléfono de los médicos de familia pasó del millón registrado en el primer semestre de 2019 a más de cinco millones de enero a junio de este año

Doctora del Sergas en una consulta de telemedicina.

Doctora del Sergas en una consulta de telemedicina.

Uno de los principales cambios en el sistema sanitario debido a la pandemia del coronavirus ha sido el auge forzoso de la telemedicina, entendida esta como toda aquella asistencia que se hace a distancia para ayudar al paciente a completar su proceso asistencial sin necesidad de desplazarse al centro sanitario. Uno de los principales servicios es la consulta telefónica de los médicos de familia, que pasó de 1.000.100 del primer semestre de 2019 a 5.400.000 de enero a junio del presente año, lo que supone que se multiplicó por cinco, según los datos facilitados por el Sergas.

En una entrevista concedida a FARO, Jorge Aboal, director xeral de Asistencia Sanitaria, explicó que el incremento se debió principalmente al seguimiento de pacientes COVID y a que muchas personas decidieron optar por la consulta teléfonica para evitar acercarse al centro de salud. Aunque no hay que olvidar que era imposible en la mayoría de casos lograr una cita presencial.

Estos son datos excepcionales

decoration

“Estos datos son excepcionales. Supongo que cuando la pandemia pase para el año próximo, las consultas presenciales volverán a tener su cuota normal en Atención Primaria y Hospitalaria”, señaló Aboal quien añadió que “la telemedicina en Atención Primaria es un servicio que llevamos años potenciando y que es beneficioso para el paciente cuando elige él este tipo de asistencia”.

En cuanto a las consultas telefónicas en hospitalaria, Aboal indicó que pasaron de las 81.000 en el primer semestre del año 2019 a las 212.000 en los primeros seis meses de 2021, lo que implica un crecimiento del 161,7%. “En los hospitales, es una modalidad asistencial, la telemática, más excepcional. Existe para dar resultados, decir que la biopsia o citología ha sido normal, lo que se puede comunicar por teléfono”, agregó.

Jorge Aboal, director xeral de Asistencia Sanitaria. Xoán Álvarez

Otra modalidad de telemedicina es la denominada interconsulta, cuando los médicos de Primaria consultan específicamente a los especialistas de una especialidad a través de la historia clínica única.

Asimismo, el Sergas cuenta con el TELEA, una plataforma digital que acerca la asistencia al domicilio del paciente. En Primaria y Atención Hospitalaria se puede plantear realizar un seguimiento para realizarlo desde casa. Es útil para determinar con el enfermo qué día se tiene que medir la tensión arterial o el peso.

“Estas biomedidas –detalla el secretario xeral– como la glucemia, la saturación de oxígeno, presión arterial o peso las puede introducir en esta plataforma el paciente a través del móvil o la tablet”.

El médico marca unos rangos indicando qué valores fijan el límite. Desde la historia clínica, el facultativo tiene monitorizados a los pacientes y ve cuáles presentan unos parámetros normales y cuáles en el límite o fuera del mismo.

“Si no están dentro de lo normal –completa Aboal– se realiza una llamada a la persona enferma o una visita domiciliaria. Llevamos desde 2016 instalando el TELEA –pensada sobre todo para enfermos diabéticos, hipertensos, crónicos o insuficiencia cardíaca– en todos los centros de Atención Primaria. En 2018, se llegó a la cobertura del 100% y este año lo hemos empezado a abrir para que los especialistas hospitalarios en algunas áreas empiecen a incluir pacientes crónicos”.

El TELEA fue clave para seguir los pacientes COVID

decoration

Este año además, el TELEA fue una herramienta “clave para el seguimiento de pacientes COVID”, añadió Jorge Aboal. En Reumatología, Endocrinología y Oncología han empezado este año a utilizar esta herramienta con el fin de ir extendiéndola a más servicios.

En cuanto a las videoconsultas, el director xeral indicó que queda por habilitar en los centros de Atención Primaria las videocámaras para lo que se están cambiando los monitores para que tengan la cámara incluida.

Por su parte, el consultor e ingeniero César Úbeda de la empresa Runroom aseguró a este diario, tendiendo en cuenta un estudio realizado en España, que la implantación de la telemedicina puede resultar en un ahorro de 15 euros por consulta respecto a la presencial. En el caso de la telepediatría, comentó que se podrían ahorrar tres millones de visitas presenciales al año.

A su juicio, “la telemedicina tras la pandemia seguirá aumentando a un ritmo superior a la prepandemia. Se pudo poner en marcha una herramienta para visibilizar los beneficios que aporta. No obstante, uno de los retos es establecer unas estrategias claras de acceso digital para todos los ciudadanos y que haya presupuesto para infraestructuras tecnológicas”.

Úbeda también apuntó que si tuviésemos un sistema eficiente de medicina, las instituciones sanitarias podrían atender a más pacientes en menos tiempo.

César Úbeda, ingeniero, consultor y cofundador de Runroom, empresa que realizó un estudio sobre telemedicina. Runroom

Asegura Úbeda que “la telemedicina está en estado embrionario” y que se presenta “de forma desigual. En España, tenemos la idiosincrasia de que cada comunidad autónoma funciona de manera independiente. Eso puede ser positivo o negativo. Podemos estar replicando trabajo que se está haciendo en otra región”.

Como ejemplo, puso el caso del Hospital Clinic en Barcelona donde su compañía ha implantado un sistema de telemedicina en el que se visitan telemáticamente a enfermos, sobre todo, en dolencias crónicas. “Se trata de consultas de validación, de pautas, que se pueden llevar perfectamente por telemedicina. En Galicia, en el Complexo Hospitalario de A Coruña sabemos que en Endocrinología pueden controlar sus pacientes por vídeollamada o teleasistencia; pero el nivel de penetración es embrionario”, indicó.

En el estudio “Televisitas: Medicina sin distancias” realizado por RunRoom, firma de la que es cofundador Úbeda, se señala que en el estado de alarma las consultas online para reemplazar visitas médicas canceladas aumentaron un 153% en España “atendiendo a una encuesta realizada a los usuarios de la app de telemedicina MediQuo”.

“¿Se espera a que siga al mismo ritmo? No, se espera que crezca más del 20%. Ahora hay más conocimiento de estos servicios pero los centros de salud están desarrollando planes específicos para dar servicio a través de la pantalla”, agrega el ingeniero y consultor.

Los españoles son los europeos más dispuestos a impulsar un sistema sanitario digital

decoration

En el informe en el que ha trabajado su firma, señala que “los españoles son los europeos más dispuestos a impulsar un sistema sanitario digital y virtual. Hasta un 82% está a favor de ser atendido con consultas médicas online frente al promedio del 70% de Europa”.

En cuanto a los problemas que frenan la expansión de la telemedicina, indicó la falta de formación del personal sanitario en las nuevas tecnologías pero también de los pacientes usuarios. A mayores, señaló “el problema cultural, una barrera más difícil de tumbar”, además de la brecha digital que puede provocar diferencias entre la población.

 

 

 

Compartir el artículo

stats