Los investigadores encargados de esclarecer el crimen de Samuel Luiz cuentan ya con 26 pruebas testificales, con las imágenes que han grabado las cámaras de seguridad de la zona en la que se produjo la paliza mortal y también, según explicó ayer el delegado del Gobierno, José Miñones, con la información que tienen en sus móviles las personas que esa noche estaban presentes durante las dos agresiones que sufrió el joven de Meicende.

Miñones aclaró ayer que, si bien los agentes han tomado declaración a 26 personas, entre ellas a los detenidos, no descartan sumar nuevos testimonios para completar el relato de la paliza mortal a Samuel en los próximos días.

Desde que se inició la investigación se produjeron seis detenciones, cuatro a mayores de edad, de los cuales tres –los varones– entraron en prisión el pasado viernes; la cuarta detenida salió libre, aunque con la obligación de comparecer en el juzgado, ya que la Fiscalía no pidió su ingreso en la cárcel. Los otros dos arrestados son menores e ingresaron en un centro por orden de la jueza el pasado viernes por la noche.

La instructora del caso –titular del Juzgado de Instrucción número 8– ha citado a tres de los detenidos para que comparezcan mañana para decidir si procede que sigan en prisión comunicada y sin fianza o si es necesario cambiar estas medidas, decretadas por la titular del Juzgado de Instrucción número 1, que les tomó declaración la semana pasada.

La jueza iba a levantar ayer el secreto de sumario, pero la Fiscalía recurrió la decisión ante la Audiencia Provincial, que será la que determine si las partes pueden conocer ya los detalles de la investigación o si las actuaciones deben seguir siendo secretas.

El delegado del Gobierno aseguró ayer que el volcado de las imágenes de las cámaras de seguridad y también de los móviles, así como el testimonio prestado por estas 26 personas en relación al crimen serán claves para que los agentes decidan si realizan más detenciones. En una primera fase los investigadores contaron con las declaraciones de trece personas aunque durante estos días se han seguido practicando diligencias en Lonzas y esa cifra ha ido subiendo hasta las 26 personas.