Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS EN GALICIA

Las vidas paralelas del COVID en Galicia: vacunas para los mayores, incidencia para los jóvenes

Gente esperando tras vacunarse en Ourense

Gente esperando tras vacunarse en Ourense Iñaki Osorio

En las últimas semanas, a medida que se ha ido consolidando el proceso de vacunación y se ha levantado una explosiva quinta ola, la pandemia del coronavirus en Galicia ha entrado en un sendero que se bifurca con claridad según la edad de la población. La inmunización crece a velocidad sostenida entre los mayores de 40 años —el 85,6% ya tiene la pauta completa—, mientras el COVID-19 sigue extendiéndose sin freno entre los jóvenes. La Xunta, que por el momento ha rechazado alterar el orden de los pinchazos, ha puesto hoy fecha para que el grupo de 20 a 29 años empiece a ser convocados: tendrá que esperar al 9 de agosto.

Del lado de la vacunación, la principal noticia en las últimas 48 horas es el salto que se ha dado en la franja de 60 a 69 años. Se trata de un colectivo en el que el porcentaje de segundas dosis crecía muy lento desde hacía meses. La razón es que a muchos se les administró AstraZeneca, con un periodo mucho más amplio (12 semanas) entre ambas inyecciones. Pues bien, en lo que va de semana se han incrementado en más de 10 puntos, hasta el 90,7%, las personas en la sesentena con la pauta completa. De entre los mayores de 40 años, el 85,6% ya cuentan con la inmunización total; son 1.472.786 personas.

La Consellería de Sanidade decidió priorizar en las últimas horas esos segundos pinchazos y los de la población de 40 a 49 años, que ya se acerca al 60% con la pauta completa. Mientras, el otro rango con la vacunación contra el SARS-CoV-2 activa, el de 30 a 39 años permanece estancado en el 38,1% con la primera dosis desde hace dos días.

Incidencia acumulada por edades

Los porcentajes de vacunación tienen su reverso —brillante o tenebroso— en los casos positivos de coronavirus por grupos de edad. Los grupos de 12 a 19 (con un 0,2% de vacunados) y de 20 a 29 (con un 8,5%) multiplican por más de 20 veces la incidencia acumulada a 14 días por cada 100.000 habitantes con respecto a las franjas ya inmunizadas. En apenas 15 días, la incidencia acumulada ha crecido desde los 145 contagios a los 717 en el primer grupo y de los 122 a los 782 en el segundo.

Las últimas medidas de la Xunta, de hecho, están destinadas a tratar de controlar la trasmisión entre los más jóvenes. El Gobierno gallego ha abierto dos vías para lograr este objetivo: aumentar la participación en los cribados, a través del sistema de autocita, y pedir pruebas negativas o certificados de vacunación para acceder al ocio nocturno. Esta segunda medida repercutirá, probablemente, en la primera. Además, desde hoy se vuelven a limitar los grupos y ya el último fin de semana se reforzaron las medidas contra el botellón.

Compartir el artículo

stats