Los tres arrestados como presuntos autores de la paliza mortal a Samuel Luiz, de 24 años, se conocían entre ellos pero no a la víctima, según confirmó ayer el delegado del Gobierno, José Miñones, que aseguró que todas las líneas de investigación siguen abiertas, incluida la del crimen homófobo. Los detenidos son dos hombres y una mujer, de entre 20 y 25 años, de nacionalidad española, vecinos de A Coruña, que se conocían entre ellos y sin vinculación con bandas organizadas.

Miñones, como ya hizo el pasado martes cuando se produjeron estos tres primeros arrestos, aseguró que, en los próximos días, se realizarán más, toda vez que los agentes están analizando las declaraciones recabadas –aproximadamente una veintena de personas han prestado ya declaración en sede policial– y todo el material audiovisual con el que cuentan, no solo de las cámaras del entorno del paseo marítimo con la avenida de Buenos Aires, sino también de los móviles que testigos pudieron aportar a la investigación.

Uno de los arrestados varones y la chica serían la pareja que mantuvo el primer encontronazo con Samuel y su amiga Lina, en el que les increparon porque pensaban que les estaban grabando con el móvil, aunque la víctima y su amiga le explicaron que no, que lo que estaban haciendo era una videollamada.

El otro joven sería otro de los participantes en la paliza mortal, conocido de la pareja, que se unió a ellos para ir a por Samuel, una vez que un hombre africano había conseguido separarlo de su atacante en el primer encontronazo. Junto a los detenidos volvieron unos cinco jóvenes más, y agredieron a Samuel hasta acabar con su vida, sobre las tres de la mañana de la noche del viernes al sábado.

Las amigas de Samuel que estuvieron con él durante los hechos –una presencialmente y otra a través de videollamada– acudieron ayer a declarar a Lonzas ante la Policía Nacional para prestar su testimonio de los hechos.

49

Miles de gallegos inundan las calles para exigir "justicia para Samuel" Pablo Hernández / Carlos Pardellas / Brais Lorenzo / Bernabé / Noé Parga / Rafa Vázquez

En la primera declaración que hicieron ante los agentes no constaban detalles como que los agresores hubiesen llamado “maricón” a Samuel mientras le pegaban ni que ya en la primera interacción con él, el primer agresor le hubiese dicho: “Para de grabar si no quieres que te mate, maricón”, ya que, en ese momento, se encontraban muy nerviosas. Esos detalles los añadieron después, los hicieron públicos en medios de comunicación y también en redes sociales, bajo la etiqueta #JusticiaParaSamuel, provocando una reacción de repulsa por la muerte del joven no solo en la ciudad, sino en casi todos los concellos gallegos y también en grandes ciudades como Madrid, llenando las plazas y también las redes sociales de mensajes contra el odio al colectivo LGBTI.

Prudencia

La Fiscal General del Estado, Dolores Delgado, que ayer estuvo en Bergondo, instó ayer a la “prudencia”, ya que la investigación está todavía en marcha y todavía no se han formalizado todas las detenciones y las diligencias se han declarado secretas.

Los tres jóvenes —al haber sido detenidos este martes— pasarán a disposición judicial entre hoy y mañana, para que sea la instructora del caso la que decida qué medidas toma contra ellos por su presunta participación en la brutal paliza a Samuel.

Las amigas de Samuel se mostraron ayer agradecidas a la labor de la Policía Nacional para intentar esclarecer los hechos y conocer qué papel jugó cada una de las personas en la brutal paliza que recibió Samuel y manifestaron su deseo de que la investigación se termine pronto para que los autores de la muerte de Samuel puedan ser juzgados.

Por su parte, ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, insistió ayer en que toda la amplitud de pruebas y elementos que están analizando los investigadores serán las “que al final llevarán a la conclusión del móvil, que subyace al asesinato de Samuel” y avanzó que habrá avances en los próximos días.

Miles de gallegos exigen "justicia" para Samuel Carlos Pardellas / Pablo Hernández

Feijóo: “Es un acto miserable y sin justificación”

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, preguntado ayer por el crimen de Samuel Luiz declaró que era “un acto miserable. Matar, asesinar a una persona indefensa propinándole una paliza con resultado de muerte entre varias personas, absolutamente cobardes, no tiene justificación”, comentó. “Lo único que nos queda es acompañar a la familia y a los amigos del joven y, por supuesto, exigir responsabilidad penal a las personas que de forma directa o indirecta han participado en este asesinato”, relató el presidente gallego. El brutal asesinato de Samuel ha sido condenada también por celebridades, como el artista puertorriqueño Ricky Martin. “Digan su nombre (say his name) Samuel Luiz Muñiz. #JusticiaParaSamuel”, escribió el cantautor puertorriqueño en Instagram, en castellano e inglés para llegar a más seguidores de su comunidad.