Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un kit de una empresa gallega detecta la metástasis con una muestra de sangre

Miguel Abal (1d) es el responsable del proyecto de investigación del kit.

Miguel Abal (1d) es el responsable del proyecto de investigación del kit. ONCOMET

La empresa Nasasbiotech, derivada (spin off) de la Universidade de Santiago (USC), acaba de lanzar al mercado el primer kit para detectar la metástasis de un cáncer a través de la biopsia líquida. Esta técnica permite, mediante un análisis de sangre, aislar vesículas extracelulares y buscar biomarcadores de tumores.

Miguel Abal Posada (Vigo, 1969), científico del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela (IDIS), explica que a través de la biopsia líquida lo que hacen es “analizar el material tumoral en circulación en los pacientes oncológicos. Se puede estudiar el tumor sólido o buscar en la sangre los restos de ese tumor en circulación. Así, analizamos al paciente de manera poco invasiva través de una muestra de sangre”.

Para entender mejor el avance que supone, Abal Posada facilita un ejemplo. Imaginemos “un paciente operado de un tumor hace cuatro años y que ahora vuelve a enfermar. Hasta ahora se analiza al paciente en el momento de la recurrencia, pero con el material obtenido hace cuatro años. Sin embargo, ahora con este kit podemos obtener una muestra de sangre sacada en este mismo momento del paciente y con información actualizada de su enfermedad”.

El kit de diagnóstico analiza el contenido de unas pequeñas vesículas en circulación que son liberadas por las células tumorales, según detalla el investigador de la USC. Estas vesículas son muy abundantes y el contenido en ellas está muy protegido “por lo que su calidad es mucho mayor y la información es de mejor calidad”, añade.

La propuesta de Nasasbiotech –agrega– “consiste en un método de purificación de esas vesículas para obtener los datos actuales del paciente para tomar una decisión clínica”.

La biopsia líquida –medicina de precisión– se viene aplicando desde hace años en la práctica clínica para, por ejemplo, determinar si un paciente presenta una mutación que lo convierte en resistente a una terapia. De esta manera se podría seleccionar otra terapia.

El kit –en cuyo proyecto comenzaron a trabajar hace tres años– acaba de salir al mercado “que a partir de ahora se aplicará en la biopsia líquida, por lo que comenzarán a realizarse ensayos y estudios que acumulen evidencia clínicas que determinarán que se acabe utilizando en la práctica clínica”, añade el vigués Miguel Abal.

Si el desarrollo tecnológico del kit tiene alma gallega, su fabricación también, ya que una empresa de Lugo es la encargada de la distribución y fabricación.

Abal, responsable también del Laboratorio de Oncología Médica Traslacional (Oncomet), añade que el kit ya ha levantado interés más allá de las fronteras gallegas: “Ahora estamos participando en un proyecto del servicio andaluz de salud para la aplicación en la medicina personalizada de este kit”.

El investigador recalca que la transferencia a la sociedad de los resultados de un proyecto de investigación –incluso exitoso– es un camino que implica muchas cosas. De ahí que creasen la spin off Nasasbiotech. Cuando nació en 2014 fue la primera de su género participada por un servicio de salud, el Sergas, aunque también ha contado con el apoyo de la Fundación Barrié.

“Ha habido una mezcla de intereses públicos y privados para que estos resultados llegasen al paciente. Esta colaboración se está viendo que es el único camino para obtener la transferencia de los resultados de la investigación”, añade el Miguel Abal.

Por último, este científico recuerda que a través de Nasasbiotech han desarrollado “un dispositivo médico de captura de células tumorales. Queríamos crear una especie de nasa que capturase esas células para poder transformar una enfermedad metastásica en una controlada. En cáncer de ovario llegamos a un ensayo clínico con pacientes del Sergas. Ahora estamos participando en un proyecto europeo con diversos grupos de España, Francia, así como de Italia para probarlo en gliobastoma”, detalla.

Compartir el artículo

stats