El análisis de las aguas residuales de los concellos de A Coruña, Oleiros, Arteixo, Cambre y Culleredo revela que hasta un 15% de las muestras presentan mutaciones del coronavirus compatibles con las que tiene la variante colombiana (B.1.621) y la delta o india (B.1.617.2). Desde el proyecto COVIDBens –donde analizan la carga viral presente en las aguas fecales de la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Bens (Edar) desde abril de 2020– recuerdan que la frecuencia de estas mutaciones no se corresponde con la frecuencia de una determinada variante entre la población, ya que hay mutaciones del virus que están presentes en varias variantes, pero sí confirma su presencia en una zona concreta.

Por ello, con datos del 7 al 11 de junio –la última semana analizada en el proyecto–, desde COVIDBens aseguran que de las 80 mutaciones del SARS-COV-2 que el Centro Europeo de Prevención de Enfermedades recomienda vigilar, se hallaron restos de 39 en las aguas residuales de la comarca coruñesa. De ese análisis, se deduce, según explican en su página web, que la variante predominante es la británica, mientras que “la española, colombiana y probablemente la delta se encuentran en frecuencias bajas” y “la bretona, kappa y sudafricana en frecuencia muy baja”.Estas siete variantes seguirán en vigilancia, según informan desde COVIDBens.

Aunque en Galicia, según los últimos datos oficiales, solo se detectaron 23 casos de la variante india y la mayoría vinculados a barcos que atracaron en Vigo, lo cierto es que los datos de las aguas residuales apuntan a que es posible que esté ya presente en la comarca de A Coruña o al menos hay mutaciones compatibles con ella.

Desde este proyecto –en el que colaboran científicos y expertos de diferentes entidades– trabajan en mejorar el sistema para no solo hallar la presencia de mutaciones, sino poder predecir la frecuencia de una determinada variante en la población.