Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un verano más normal gracias a la vacuna

La inmunización es la única pero crucial ventaja para que esta estación se parezca más a la “vieja normalidad” | La incidencia de COVID era mucho menor hace un año que ahora

La playa de Nerga,en Cangas, en julio delpasado año.

La playa de Nerga,en Cangas, en julio delpasado año.

Hace justo un año, el 21 de junio de 2020, comenzaba lo que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, llamó “nueva normalidad”. Con el verano se abría una nueva etapa gracias a que tres meses de confinamiento habían aplastado la incidencia acumulada de COVID a cotas mínimas, tanto en Galicia como en el conjunto de España, y entraban en vigor en todo el país las medidas de prevención, contención y coordinación contempladas en el Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio. Hoy la sensación es de cierto déjà vu, ya que llegamos al verano con otra medida de aplicación nacional, la retirada de la obligatoriedad de las mascarillas al aire libre, que entrará en vigor el sábado. Pero la situación es muy diferente. Por un lado tenemos la vacunación, y por otro la amenaza de la variante delta y una incidencia acumulada (IA) muy superior: si hace un año Galicia tenía una IA a 14 días de solamente 1, el dato actual está en 41. El panorama era también idílico en el conjunto de España hace un año: 8 de IA. Ahora es 95, su nivel más bajo desde el 11 de agosto pero todavía cerca del cien.

En cuanto a los hospitalizados, el 21 de junio de 2020 había en Galicia solo 4 pacientes en planta y ninguno en uci. Hoy hay 45 enfermos de COVID ingresados en planta y 15 en uci.

A la parte negativa de la comparación entre los dos inicios de verano hay que añadir la variante india o delta, hasta un 50% más transmisible que la británica o alfa y que podría ser dominante en España en un mes. Está avanzando mucho en Portugal: el país vecino secuencia el 5% de los casos y el 96% ya son de la variante india. Reino Unido secuencia el 30% y el 98% son de la delta, según datos del “Financial Times”. La eficacia de las vacunas contra esta variante es reducida si se cuenta con la pauta incompleta, por eso Galicia, Madrid, Andalucía y Cataluña han decidido reducir el tiempo entre dosis de AstraZeneca de 12 a 10 u 11 semanas.

¿Cuál es la parte positiva respecto al año pasado? Sin duda, la vacunación. Galicia, con una población total de 2,7 millones de habitantes, cuenta ya con casi un millón de personas con la pauta completa. En concreto, 979.555, el 41,46% de todas las personas que pueden recibir la vacuna en la comunidad. Con al menos la primera inyección ya hay 1.518.407 gallegos, el 64,26% de la población susceptible de vacunación. El ritmo de inoculación se ha acelerado, y el sábado se logró vacunar a cerca de 34.000 gallegos.

En el conjunto de España el número de personas con pauta completa es de unos 14 millones, casi el 30% de la población total del país.

Las vacunas que se administran actualmente no son esterilizantes, en teoría no impiden la transmisión del virus, sino que atajan la enfermedad sintomática y grave y las muertes. Sin embargo, los estudios en el mundo real demuestran que las vacunas, especialmente las de ARNm como la de Pfizer, evitan buena parte de los contagios. Gracias a ello este verano la “nueva normalidad” se parecerá algo más a la “vieja normalidad” de antes de la pandemia.

Además de las vacunas, otro “comodín” que no tenemos pero que debería estar disponible en breve es el de los autotest de antígenos, que en Portugal se venden en supermercados por menos de 3 euros.

Y es de esperar que no haya declaraciones como la que Pedro Sánchez realizó el 10 de junio de 2020 en el Congreso: “Hemos vencido al virus”, dijo. La realidad tardó poco en desmentirlo: en Galicia tuvimos por estas fechas el brote de O Barbanza, importado de Brasil, y en la noche de San Juan surgió el de A Mariña, que mantuvo confinadas a las 71.000 personas de esa comarca lucense. Las vacunas evitarán que se repita el desastre de 2020, pero la pandemia está lejos de haber terminado.

Similitudes y diferencias

1 Una incidencia mucho más elevada ahora

-En el primer día del verano de 2020 España tenía una incidencia de 8 y Galicia de 1. Hoy esas cifras son de 95 y 41, respectivamente.

2 La variante india, una amenaza en aumento

-Los expertos temen que en España podría ser dominante en un mes. En Portugal ya supone un 96% de las muestras secuenciadas.

3 Las vacunas, ventaja fundamental

-Tener vacunada a toda la población mayor de 60 años evita el 95% de las muertes. Galicia tiene casi un millón de personas con pauta completa.

Compartir el artículo

stats