Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ultimátum de la Xunta al Gobierno: o retira sus restricciones o irá al Constitucional

Un local de hostelería en O Carballiño

Un local de hostelería en O Carballiño Brais Lorenzo

La Xunta está dispuesta a llevar al Tribunal Constitucional el plan de desescalada del Ministerio de Sanidad para este verano por entender que hay “una invasión de competencias”. Eso sí, mañana volverá a pedir “diálogo” al Gobierno en la reunión del Comité Interterritorial de Salud, antes de tomar una decisión definitiva. Confía en que la presión de las comunidades haga recapacitar a Carolina Darias y retire el plan para negociar uno nuevo. El anuncio lo lanzó ayer el presidente de Ejecutivo autonómico, Alberto Núñez Feijóo, tras conocer el informe de los letrados de la comunidad, un informe que concluye que hay argumentos para presentar en el TC un recurso ante un eventual conflicto de competencias.

Quien ya no se lo piensa es la presidenta de la Comunidad de Madrid. Isabel Ayuso ya presentó un recurso, pero ante la Audiencia Nacional, y también por invasión de competencias. “Las medidas causan un daño inmediato, irreparable e insubsanable” al sector de la hostelería y el ocio nocturno, reza el recurso. “Las normas son arbitrarias y atentan contra el sentido común e interés de los madrileños. Para seguir arruinando a la gente, que no cuenten conmigo”, argumentó la presidenta madrileña en funciones en su cuenta de Twitter.

El movimiento de Ayuso ya tuvo consecuencias. Por la tarde, la Audiencia estimó el recurso y accedió, mientras lo estudia, a suspender las restricciones temporalmente para el sector del ocio nocturno y la hostelería en la Comunidad. ¿Por qué? Porque existe “riesgo de generar situaciones de incertidumbre y de menoscabo, que pudiera ser grave, a los intereses de los afectados por la decisión de imponer restricciones distintas a las ya existentes”.

Simón: “Buscaremos alternativas lo más consensuadas posibles para las medidas” judicializadas

decoration

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, avanzó que el Ministerio de Sanidad y las comunidades buscarán “alternativas lo más consensuadas posibles para poder sustituir las medidas que no se puedan aplicar por motivos judiciales”. Simón pidió “evitar judicializar el control de la pandemia”.

Feijóo optó por un tono más conciliador que Ayuso. Aplaudió que el Gobierno ya introdujera cambios en el acuerdo definitivo publicado el sábado en el BOE, y de este modo “ya no son obligatorios los parámetros epidemiológicos” fijados inicialmente para determinar en qué nivel de alerta se sitúa cada territorio. Pero no es suficiente. La Xunta exige “una apertura gradual, prudente y proporcional en las próximas semanas” y no que las medidas del 10 de junio sean las del diez de agosto, cuando habrá más gente vacunada, y por tanto, inmunizada.

Galicia pide ampliar horarios y aforos de la hostelería y el ocio nocturno

El Sergas pretendía ampliar aforos y horarios y permitir ya reuniones de hasta 15 personas en exteriores y que de madrugada puedan reunirse no convivientes. Con la decisión del Ministerio será imposible hasta que el 70% de la población esté vacunada y los mayores de 50 años estén inmunizados, objetivos que se prevén para finales de agosto.

Con el plan de Sanidad, Galicia solo puede aspirar a abrir el ocio nocturno hasta las tres de la madrugada y con un aforo del 50% en el interior. Y la hostelería como mucho podrá ampliar su aforo del 50% al 60% en interiores.

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y los conselleiros de Sanidade y Empleo se reunieron ayer con el sector del ocio nocturno y la hostelería. 

Reunión de Comesaña, Rueda y Lorenzana, ayer por la tardecon represenantes del sector del ocio nocturno y la hostelería. XOÁN ÁLVAREZ

Compartir el artículo

stats