Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galicia lidera las muertes por picaduras: ¿qué hacer si te ataca una avispa sin saber que eres alérgico?

Una avispa velutina cerca de Santiago (izda.). Un panal que apareció en una propiedad de una casa en Vigo (dcha.) EFE / M. C.

Según un estudio del investigador gallego Xesús Feás, de las 78 muertes que hubo en España entre 1999 y 2018 (20 años) a causa de las picaduras de avispas, abejas o avispones, la mayoría se registraron en Galicia. En total, la comunidad sumó en esas dos décadas 28 ataques mortales -un 35.8%-, muy por delante de Andalucía, que con 17 fallecidos, se sitúa segunda de esta trágica lista.

Un estudio que analiza las muertes por abejas y avispas entre 1999 y 2018 en España concluye que Galicia fue la comunidad que registró más fallecidos por picaduras de avispas, abejas o avispones. En total, la comunidad sumó en esas dos décadas 28 ataques mortales -un 35.8%-.

En los últimos años, este investigador ha estado centrado en la observación de la avispa velutina y en la investigación de métodos de control para esta especie invasora. En este sentido, Feás pretende determinar si la picadura de la avispa asiática es más peligrosa para la salud humana que la de otras avispas o abejas, una labor que intenta desarrollar a través del micromecenazgo. En cuanto al estudio sobre las muertes por picaduras de estos insectos, el investigador concluye que afectaron principalmente a hombres mayores de 65 años y ocurrieron, en la mayor parte de los casos, en verano.

Precisamente, el último año al que refiere el el informe realizado por este miembro de la Academia de Ciencias Veterinarias de Galicia, y en tan sólo un margen de siete días, murieron por picaduras de avispas tres personas que eran alérgicas a su veneno: un hombre de 65 años, en San Cristovo de Cea (Ourense), otro varón de 44 años, en Viveiro (Lugo), y un octogenario, en O Porriño (Pontevedra). Este dato resultó llamativo para la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) que contabiliza en España una media de entre 4 y 5 muertes por anafilaxias, reacciones alérgicas graves, causadas por picaduras de abejas o avispas.

El ataque a los dos primeros fallecidos fue de avispas autóctonas, mientras que el tercero murió por la picadura de una velutina. Ocurrió en el mes de julio de 2018, y los fallecidos estaban realizando labores de campo. En noviembre del año anterior, también en O Porriño, fallecía un hombre de 54 años mientras realizaba tareas de desbroce en su finca junto a un vecino.

  • El fallecido de Porriño recibió hasta 25 picaduras de avispas asiáticas

    Esta mañana se le practica la autopsia en el Nicolás Peña -Los bomberos del Baixo Miño retiraron ya la colmena

Este vecino de la parroquia porriñesa de Budiño desconocía que fuese alérgico a estos insectos, no así el varón de 53 años que murió este pasado lunes en Tomiño. Y eso que su esposa actuó como debía, al inyectarle adrenalina para intentar reanimarlo.

En una pasada entrevista realizada para FARO, el especialista vigués en Alergología, Luis Arenas Villarroel, comentaba que "la adrenalina autoinyectable es el medicamento clave, que puede salvar la vida a una persona si tiene una grave reacción alérgica ante la picadura de algún himenóptero". Por eso, el experto insistía en que los pacientes alérgicos a picaduras de avispa o abeja son instruidos sobre cómo administrársela y también en el manejo de un botiquín de urgencia que tienen que llevar "todos los días del año, las 24 horas", donde además debe haber otros medicamentos como antihistamínicos o corticoides.

Entonces, ¿por qué falleció el hombre atacado por avispas en Tomiño? Si bien esta inyección salva vidas, no lo hace en el 100% de los casos. Hay otras variables a tener en cuenta: el lugar de la picadura, el número de picaduras, la edad de la víctima o la existencia de otras enfermedades asociadas como asma o las cardiopatías.

Según datos de la SEAIC, en España, aproximadamente el 3% de la población sufre reacciones alérgicas generalizadas por el veneno de avispas y abejas y la tasa de mortalidad anual se estima en un 0,08 por millón de habitantes -las ya mencionadas 3 ó 4 muertes-.

Sin embargo, hay personas que desconocen que son alérgicas al veneno de estos insectos. En el caso de que sufran una picadura, los síntomas son claros y evidentes.

¿Qué ocurre si me pica y soy alérgico?

Cuando a un alérgico le pica una avispa, tendrá lesiones en la piel, como picor, inflamación, ronchas y enrojecimiento, y se manifestarán en partes del cuerpo diferentes al de la picadura. Otros síntomas son la falta de respiración, ahogo, diarrea, mareo o pérdida de conocimiento.

¿CÓMO ACTUAR?

  1. La reacción debe ser inmediata y debe buscarse asistencia médica, llamando al 112. La rapidez en la administración del tratamiento adecuado es clave.
  2. Si se produce una reacción anafiláctica, sería necesaria una inyección de adrenalina -epinefrina-.
  3. Si la persona no responde, no respira y no tiene pulso, hay que empezar con las maniobras de resucitación cardiopulmonar.
  4. Si ocurre un shock anafiláctico, será precisa la administración de líquidos por vía intravenosa o de fármacos que ayuden al corazón y al sistema circulatorio.

¿Y si no lo soy?

En este caso, se produce una reacción en la piel que generalmente es de corta duración, con enrojecimiento e hinchazón alrededor del sitio de la picadura, de un diámetro menor de 10 cm, dolor más o menos intenso dependiendo del lugar seguido de picor, de unas pocas horas de duración,

¿CÓMO ACTUAR?

  1. Alejarnos del lugar, ya que, al picar, este insecto libera un tipo de feromona que incita a los otros miembros de su colonia a atacar.
  2. Después, se debe lavar bien la picadura con agua fría abundante y jabón y luego aplicar un antiséptico ligero.
  3. Para mitigar el dolor y la hinchazón, puede aplicarse durante aproximadamente diez minutos un cubito de hielo envuelto en una tela fina o paño.
  4. Se pueden tomar analgésicos tipo paracetamol para el dolor o antihistamínicos para reducir el picor y la reacción local.
  5. También puede ser eficaz una crema que contenga un corticoesteroide.

CÓMO PREVENIR LAS PICADURAS DE AVISPAS O ABEJAS



  • Cubre tu cuerpo cuando realices actividades en la naturaleza. También puedes aplicar en tu piel repelente de insectos.
  • Vestimenta sin colores rechamantes. Especialmente el amarillo.
  • Atención cuando se come al aire libre. El olor a comida y bebida, sobre todo azucaradas, es un 'cebo' para estos insectos.
  • Viaja con las ventanillas del coche cerradas. No está de más llevar un spray insecticida contigo
  • Evita los olores dulces. Nada de colonias perfumadas
  • Suele haber avispas en zonas húmedas. Si vas a una ducha en la playa, ve calzado para no pisarlas
  • Si se acerca alguna, mantener la calma. Los movimientos bruscos pueden ser confundidos con una agresión.
  • Los alérgicos, siempre con su autoinyectable de adrenalina encima. Y el botiquín si se van a realizar actividades en la naturaleza.
  • En caso de encontrar un avispero, llamar a un profesional. Hay que alejarse de la colmenta para evitar que aumente la agresividad de los insectos.


Compartir el artículo

stats