Galicia quiere empezar a vacunar contra la covid-19 a la franja de 40-49 años desde el próximo 7 de junio, toda vez que en la semana entrante terminará la administración de los sueros a la actual, la de 50-59. Sin embargo, esta campaña podría llegar a adelantarse en algunas áreas sanitarias.

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, lo ha avanzado en el recinto ferial Ifevi, de Vigo, tras recibir este sábado la primera dosis del preparado de Pfizer y ha indicado que con los menores de 40, para evitar incidencias por las vacaciones y contemplar necesidades específicas que pueda haber, se articulará un sistema mixto, todavía por definir.

Se trata, según ha declarado a los medios de comunicación, de combinar la programación automática con una especie de modelo de "a demanda", al que no se puede recurrir en exclusiva porque, como se ha visto en otros países, quedarían huecos libres, de manera que solamente se maneja la opción de "acomodar" en función de las circunstancias.

Acerca de la segunda dosis de AstraZeneca, el representante autonómico ha indicado que el promedio de personas que vuelven a optar por esta marca supera el 80% y, en algunas áreas sanitarias, el 90 por ciento.

De momento está garantizado contingente suficiente para los menores de 50 y, para los mayores de esa edad, también les han trasladado que van a llegar.

El conselleiro ha pedido, sobre este asunto, acabar con "polémicas estériles que desvíen la atención de lo fundamental".

Ya en el caso de los estudiantes, ha comentado que la vacuna pensada para ellos es Pfizer, por lo que, como "seguidores" lo máximo posible de la estrategia nacional de vacunación, "lo lógico será seguir avanzando en el calendario por edad" y cuando llegue el momento "ahondar en esa seguridad en el ámbito educativo", la cual ha celebrado.

Descarta que las cenas de grandes grupos sean un "problema" ante la actitud "ejemplar" de los gallegos

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, ha descartado que la celebración de cenas de grandes grupos puedan representar un "problema" ante el comportamiento "ejemplar" mostrado por los gallegos en relación a las medidas establecidas para contener la propagación de la pandemia de la covid-19.

Preguntado sobre si considera que la organización de cenas de varias decenas de personas puede dificultar el cumplimiento de las medidas aunque deban sentarse en grupos reducidos, ha remarcado que "los gallegos se han comportado de un modo ejemplar y de modo general".

En este sentido, ha explicado que los ciudadanos "cumplen los horarios" establecidos para los establecimientos de hostelería y la limitación del número de personas por mesa, que ha recordado desde este fin de semana se han incrementado a seis en el interior y diez en el exterior.

"Supongo que a partir de esta noche empezaremos a ver mesas de diez, pero en ese sentido yo creo que (los gallegos) están siendo muy escrupulosos con (el cumplimiento de) las medidas", ha apuntado el titular de Sanidade, que ha afirmado que los datos de la evolución de la pandemia en Galicia de momento "están avalando" las decisiones adoptadas.

En todo caso, ha señalado que se debe insistir para que "las personas que no cumplen estas recomendaciones o restricciones" las respeten, aunque ha descartado que las reuniones representen "un problema especialmente grave" debido al "grado de cumplimiento de las medidas que se proponen en el comité clínico".