DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galicia desafía a Sanidad al permitir elegir vacuna y acusa a Darias de crear “miedo”

Carolina Darias y Alberto Núñez Feijóo, en una imagen de archivo.

Carolina Darias y Alberto Núñez Feijóo, en una imagen de archivo.

Galicia se mantiene en sus trece, igual que Madrid y Andalucía, y seguirá permitiendo a los ciudadanos menores de 60 años vacunados con AstraZeneca elegir segunda dosis: Pfizer o el vial de Oxford, y recordando que su consejo es la segunda fórmula. No solo no da marcha atrás, sino que ayer elevó el tono de la confrontación con el Ministerio de Sanidad, que en pleno pulso con las autonomías anunció que en España cuatro personas vacunadas con el vial anglosueco han muerto tras sufrir trombos y un quinto caso está en estudio.

El Gobierno pide “disciplina” y llama a inmunizarse con Pfizer a los pendientes de la segunda dosis | Sanidad solo tiene un millón de viales de Oxford y necesita al menos dos

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, acusó al Gobierno de Pedro Sánchez de “crear miedo” y generar “una inseguridad enorme” con la filtración de estos datos a los 2 millones de españoles, entre ellos 93.000 gallegos menores de 60 años y pendientes de recibir la segunda dosis tras haber sido vacunados con AstraZeneca. En la comunidad, la administración de la segunda dosis arrancó el jueves en Ourense, y la gran mayoría apostó por repetir fórmula.

"Preocupado porque el Gobierno informe de muertes cuando no se elige su opción"

Alberto Feijóo - Presidente de la Xunta

decoration

Para Rueda, es “una irresponsabilidad” del Ministerio de Sanidad actuar así. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, también terció en la polémica vía redes sociales: “Preocupado por que el Gobierno informe de muertes por trombos cuando la mayoría de ciudadanos se inclina por una opción diferente a la suya. Exigimos toda la información de todas las vacunas con inmediatez. Y que deje de convertir en política una cuestión que solo es científica”.

Por su parte, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, volvió a defender completar la pauta de inmunización con AstraZeneca porque así lo aconseja la Agencia Europea del Medicamento, numerosas sociedades científicas y el Comité de expertos de la Xunta. También expuso que los casos infrecuentes de trombos se desploman con la segunda dosis del vial de Oxford.

  • Sanidad reprende a la Xunta por recomendar la segunda dosis de AstraZeneca

    Acusa a la Xunta de “generar incertidumbre y dañar la confianza en las vacunas”

También interpeta que Galicia no se salta el acuerdo tomado en el Consejo Interterritorial por Gobierno y comunidades en una reñida votación. Explicó que se acordó dar Pfizer en la segunda dosis, pero “abriendo” la puerta a vacunarse con AstraZeneca si se rechazaba la primera fórmula. Por ello, el Sergas llama a los afectados y les deja elegir y luego les pide que en cualquier caso firmen un consentimiento informado, un consentimiento que llega con un informe anexo, en el que la Xunta se explaya en los argumentos a favor de AstraZeneca y explicita los argumentos en contra de Pfizer.

Desde el Gobierno autonómico exigen también “transparencia” y saber si habrá dosis suficientes para vacunar con AstraZeneca. Insinúa así la Xunta que tras la polémica por esta segunda dosis y tras la apuesta del Ministerio por Pfizer está la escasez de las vacunas de Oxford.

El propio Ministerio reconoce que a día de ayer tenía disponibles algo menos de 990.000 dosis de AstraZeneca, cuando el colectivo pendiente de segunda dosis son dos millones y además con este vial hay que vacunar a mayores de 60.

España ha recibido 5,97 millones de dosis del preparado anglosueco de los 12 millones comprometidos por la farmacéutica.

La titular de Sanidad, Carolina Darias, aseguraba ayer que no temía un desabastecimiento de las vacunas británicas. Si la compañía cumple con sus compromisos de entrega, lo que hasta ahora no ha hecho, “no tendrían que haber ningún problema”, defendió Darias.

Galicia, explicaba el miercoles Feijóo, tenía en neveras 14.000 vacunas de AstraZeneca y espera recibir otras tantas el lunes y sucesivamente así en las próximas semanas. Necesita 310.000 vacunas para inmunizar a los 93.000 gallegos menores de 60 años pendientes de segunda dosis y a los 220.000 mayores de esa edad a los que les toca el segundo pinchazo en julio. Por ello, exige saber si el Ministerio le puede garantizar el suministro de viales de AstraZeneca. No a todas las comunidades les pasa como a Galicia. Madrid y Comunidad Valenciana ya han confirmado que tienen en neveras dosis suficientes para garantizar la segunda dosis del vial anglosueco a todos los que la pidan.

Carolina Darias volvió a esgrimir los argumentos para defender la vacunación con Pfizer. Sanidad encargó un estudio clínico para comprobar que eran compatibles las dos marcas y además argumenta no ha habido casos de trombos entre los vacunados con Pfizer y achacables a la inyección. La vacuna de AstraZenece se suspendió en España para las menores de 60 tras casos de trombos en este colectivo de edad tras su vacunación. Eso sí “infrecuentes, pero graves”. Se trata de 12,3 casos por millón de vacunados en el mundo en las primeras dosis, una proporción que baja a 1,2 casos por millón en las segundas dosis.

País Vasco y las comunidades socialistas defienden Pfizer con criterios “científicos”

Los Gobiernos vasco y gallego han adoptado estrategias similares en la gestión de la pandemia del coronavirus, pero en la polémica de la segunda dosis de AstraZeneca han tomado caminos opuestos. Galicia apuesta por completar la pauta con el vial de Oxford y Euskadi con Pfizer. Ayer mismo la consejera de Salud del Gobierno Vasco, Gotzone Sagardui, aseguraba que la pauta para las personas menores de 60 años que han recibido la primera dosis de la vacuna de AztraZeneca es “clara”, ya que con criterios “científicos y técnicos”, la Comisión de Salud Pública ha establecido que van a ser vacunados en segunda dosis con Pfizer y “excepcionalmente” podrán optar a ser vacunados con AstraZeneca por segunda vez, tras la firma de un consentimiento informado.

Sanidad pide a las autonomías colaboración para aplicar la pauta de Astrazéneca combinado con Pfizer a menores de 60 años Agencia ATLAS | Foto: EFE

También rechazó que usar Pfizer sea una decisión “política” y recordó que la estrategia de vacunación es “común” para todas las comunidades y que se basa en los criterios y decisiones adoptadas en el seno de la Comisión de Salud Pública “donde no están los políticos”, y sí los expertos. Galicia y País Vasco no son las únicas comunidades que divergen. En general, las comunidades socialistas siguen el dictado de Sanidad y ofrecen Pfizer, y si el afectado la rechaza entonces en una segunda cita le inyectan AstraZeneca. Madrid es la que lleva su oposición más allá y directamente ofrece el vial de Oxford, y a quien lo rechaza se le da la oportunidad de vacunarse con Pfizer.

Europa dividida: 4 países se deciden por Pfizer y otros tantos por el vial de Oxford

Cuando saltaron los primeros casos de trombos entre vacunados con AstraZeneca, España no fue el único país que decidió no seguir dando esta vacuna a los menores de 60 años, el grupo más afectado. ¿Cómo solucionaron los demás Gobiernos el dilema de completar la inmunización a quienes ya se les había dado una dosis del vial de Oxford? Francia, Alemania, Finlandia y Suecia apostaron por Pfizer e Italia, Irlanda, Austria y Reino Unido, por repetir con AstraZeneca. Estos últimos cuatro países siguieron la recomendación de la Agencia Europea del Medicamento, que indicó que los beneficios de este antídoto contra el COVID-19 superan con creces los riesgos de desarrollar tromboembolismos a cualquier edad.

En algunas regiones italianas se ha permitido elegir vacuna. Alemania en abril decidió que la segunda dosis fuese de Pfizer o de Moderna, pero si alguien prefería completar la pauta de inmunización con AstraZeneca podía. Incluso permite a los menores de 60 años elegir el vial de Oxford siempre que firme un documento asumiendo los riesgos. En Francia, aconsejan como segunda dosis un pichazo de Pfizer, pero también deja la opción de renunciar a una segunda dosis. En cambio en España, insisten en completar la inmunización. Noruega y Dinamarca descartaron seguir administrando AstraZeneca a cualquier grupo de edad porque tienen vacunas suficientes de otras marcas y la pandemia en sus países está bajo control.

Compartir el artículo

stats