Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Coronavirus en Galicia

¿Se puede volver a jugar pachangas en Galicia?

Un partidillo

Un partidillo

Las botas de fútbol llevaban demasiado tiempo cogiendo polvo en casa. Lo mismo que las zapatillas de baloncesto, de balonmano o de cualquier otro deporte susceptible de jugar un partidillo el domingo por la mañana. Desde el comienzo del segundo estado de alarma no estaba permitida la práctica deportiva en grupos amplios en Galicia a no ser que se hiciese de forma federada. Más de medio año sin poder desahogar con los amigos y los colegas en la típica pachanga.

Esos tiempos terminarán este sábado en Galicia con la entrada en vigor del siguiente paso en la desescalada. Alberto Núñez Feijóo comunicó este miércoles tras la reunión del comité clínico que se amplían los cupos en las reuniones entre no convivientes. Pasarán a estar autorizados los encuentros en interiores a seis personas y en exteriores a diez. Hasta ahora solo se permitían cuatro dentro y seis fuera. Esta medida no solo afectará a las reuniones en domicilios o en locales de hostelería, también a la práctica deportiva tal y como ha confirmado el Sergas. Porque hasta ahora las restricciones solo permitían jugar entre seis personas, un número buenísimo para jugar al tenis o al pádel, pero demasiado corto para otros deportes, con la excepción de los tres contra tres (3x3) de baloncesto.

Pero la posibilidad de poder reunir a diez personas abre el abanico al fútbol sala o al baloncesto, dos de los deportes más populares en las pistas al aire libre de Galicia. Aquellos viejos grupos de WhatsApp que solo se utilizaban para organizar pachangas volverán a la vida para montar ese partidillo que todos estaban esperando. Un cinco contra cinco con sus porteros, sus defensas y sus delanteros en caso de fútbol sala o un cinco contra cinco con sus bases, sus aleros y sus pívots en caso del básket. Sin embargo, para prácticas que requieran un mayor número de participantes, como puede ser un partidillo de fútbol 7 o de fútbol 11, todavía no están autorizados.

Junto a las botas, la camiseta y el pantalón corto, cada jugador debe llevar también la mascarilla. Al igual que en el resto de ámbitos, el cubrebocas será de uso obligatorio durante la práctica deportiva. Por otro lado, en los municipios con un nivel máximo de restricciones, como son Lobios, A Pobra do Caramiñal y Mos, este tipo de reuniones no estarán permitidas.

Compartir el artículo

stats