La vacuna de Janssen se comenzó a utilizar en el grupo de 70 a 79 años de edad y, posteriormente, para completar la vacunación en mayores de 60 años. Y hoy el Ministerio y las comunidades acordaron que se continuará utilizando esta vacuna en las personas mayores de 50 años, así como en los mayores de 18 años que pertenezcan a un colectivo vulnerable, sean pacientes difíciles de vacunar o de captar para la vacunación y cooperantes que se desplacen en misión a países de alto riesgo, o personas que por su actividad no vayan a estar en España cuando les toque recibir la segunda dosis, por ejemplo los marineros.

Los primeros grupos que recibirán el fármaco en esta nueva fase serán las personas de 50 a 59 años de edad y colectivos vulnerables. En Galicia, esta semana están llamados a vacunarse 187.000 personas, de las cuales más de 80.000 tienen menos de 60 años.

“Puesto que esta vacuna solo requiere una dosis tiene importantes ventajas para su utilización desde el punto de vista de factibilidad y eficiencia de los recursos sanitarios en ciertos colectivos difíciles de captar y vacunar, bien por tratarse de aquellos que no acuden al sistema sanitario (personas sin hogar), por la necesidad de necesitar el desplazamiento de personal a los domicilios particulares, o bien por tratarse de colectivos que difícilmente pueden acudir en el tiempo establecido para completar su pauta (ciertas actividades laborales, como trabajadores del mar)”, explican desde el Ministerio.

Pfizer o Moderna para embarazadas

Al mismo tiempo, y tras analizar que no se ha detectado un mayor riesgo de COVID-19 grave por estar embarazada, más allá de las condiciones de riesgo que presente la mujer, se ofrecerá vacunar a las embarazadas o en periodo de lactancia con vacunas de ARNm cuando les corresponda según el grupo de priorización al que pertenezcan. Les tocaría entonces la administración de Pfizer o Moderna.

En un primer momento, el Gobierno descartó inmunizar a las mujeres gestantes, pues los ensayos clínicos de las vacunas no incluyeron a embarazadas, pero en Reino Unido y Estados Unidos se ha inmunizado a este colectivo y no se han notificado efectos adversos. De ahí, el cambio de opinión.

Sanidad, por otra parte, propone que si la Agencia Europea del Medicamento (EMA) da el visto bueno, se empiece a administrar la vacuna desarrollada por Pfizer a los adolescentes de entre 12 y 15 años con condiciones de “muy alto riesgo”, en situación de “gran dependencia” y aquellos que estén en centros especializados de discapacidad intelectual, tutelados o de educación especial. “El resto de adolescentes no se priorizarán de momento”, apuntan desde el Ministerio.

En estos momentos, la utilización de este preparado para menores de 18 años ha recibido el veredicto positivo de la Agencia del Medicamento en Estados Unidos y Europa se prepara para dar su valoración al respecto en los próximos días.

Datos de España

Por otra parte, el Ministerio de Sanidad notificó 4.941 nuevos contagios y sumó 205 fallecidos al recuento oficial. La incidencia acumulada baja más de ocho puntos tras caer diez el lunes y se sitúa en los 180,69 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

Sin embargo, han aumentado las muertes: 205, respecto a las 103 del lunes, que además correspondían a los tres días del fin de semana. Hacía mes y medio que el número de fallecidos en una sola jornada no superaba los 200. Desde el inicio de la crisis sanitaria el virus ya se ha cobrado la vida de 79.100 personas en España y 3,5 millones de personas se han contagiado.