Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así salimos de los estados de alarma

Así salimos de los estados de alarma

Este domingo ya no estaremos bajo el estado de alarma. Galicia sale de él con buenas cifras, aunque en absoluto equiparables a las del 21 de junio, el fin del primer estado de alarma, que incluyó un confinamiento de 98 días.

No tenemos la incidencia cercana a cero de entonces y la ocupación de las ucis es similar a la del comienzo del segundo estado de alarma. Además, pesa la amenaza de las nuevas variantes. Pero la caída de la mortalidad por la vacunación permite ver la situación con otros ojos.

La caída de la mortalidad por la vacunación invita al optimismo, pese a la alta ocupación de las ucis y la amenaza de las variantes

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, afirmó ayer que estamos “llegando a la mitad del túnel”, no “al final” del mismo, ya que quedan “por delante meses de trabajo”. Sin embargo, el lunes dijo que la situación epidemiológica permite dejar sin efecto el toque de queda. Hay 130 concellos –de 313 en total– sin ningún caso en los últimos 14 días.

Flota una sensación de optimismo, pero también se percibe la necesidad –así lo han apuntado epidemiólogos– de mecanismos que permitan una rápida marcha atrás si la presión asistencial vuelve a dispararse.

  • Un año del primer estado de alarma: aquella insólita urbe de calles vacías y comercios cerrados

    El peligro de pertenecer a este grupo es similar al que presenta la población mayor de 65 años, con independencia del sexo y de si presentan otras patologías previas

El dato más positivo es el de la caída de la mortalidad. La vacunación comenzó el 27 de diciembre. Entre el 3 de enero y el 3 de febrero fallecieron 484 gallegos por COVID-19; entre el 3 de febrero y el 3 de marzo, 351 (un 37,5% menos); entre el 3 de marzo y el 3 de abril murieron 93 (-73,5%); y en el último mes, del 3 de abril al 3 de mayo, perecieron 38 (-59,1%). El descenso de mortalidad ha sido del 92,15% entre las cifras de hace tres meses y las actuales, lo que obedece, en buena medida, a las vacunas.

Todo indica que la mortalidad seguirá bajando: se han administrado 1.200.865 dosis, un 30% de la población diana ha recibido una sola (810.606 personas) y un 14,5% tiene la pauta completa (390.259 personas). Ya están vacunados los mayores de 80 años, que han supuesto el 70,5% de los fallecidos. Y el proceso acelera: para este fin de semana se ha citado a 90.000 gallegos, el 70 por ciento del grupo de edad de 66 a 69 años.

Si la vacuna es la luz que ya ilumina el túnel, las sombras están en la ocupación de las ucis. El 25 de octubre de 2020, el primer día del segundo estado de alarma, había en Galicia 49 enfermos de COVID-19 en uci, y ahora hay 47, solo dos menos.

La incidencia acumulada (IA) es menos de la mitad: hemos pasado de 226,12 casos por 100.000 habitantes a 14 días al principio del segundo estado de alarma a los 96,49 actuales, aunque el número de casos activos se resiste a bajar y es similar al registrado el 11 de marzo, hace casi dos meses.

Contemplar las cifras de Galicia al final del primer estado de alarma, el 21 de junio, conduce a la melancolía: solo 1,04 de incidencia acumulada a catorce días, 314 casos activos (la décima parte de los actuales) y una cifra de fallecidos, 619, que se mantuvo sin variación durante casi dos meses.

21 de junio: fin del estado de alarma

21 de junio: fin del estado de alarma Vídeo: Agencia ATLAS | Foto: EFE

Fue entonces cuando Pedro Sánchez dio por “derrotado” al virus, hasta que, cuatro meses después, tuvo que decretar otro estado de alarma para dar amparo constitucional a las medidas de las comunidades autónomas. El tiempo dirá si será el último.

Compartir el artículo

stats