Un estudio llevado a cabo por el Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), junto a Chipre, Estonia, Finlandia, Irlanda, Italia, Luxemburgo y Portugal, ha confirmado que las nuevas variantes del coronavirus aumentan el riesgo de hospitalización y estancia en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en las personas de mediana edad.

En el trabajo se analizaron las tres variantes del coronavirus con mayor presencia en Europa, la del Reino Unido (B.1.1.7), Sudáfrica (B.1.351) y Brasil (P.1). Tras analizar más de 20.000 casos se observó que la variante británica aumenta en 1,7 el riesgo de hospitalización, la brasileña en 2,6 y la sudafricana en 3,6. Además, también incrementan el riesgo de ingreso en UCI y, concretamente, la británica en 2,3, la sudafricana en 3,3 y la brasileña en 2,2.