Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Cunqueiro ensayará un fármaco contra el coronavirus creado por PharmaMar

Submarinistas, recogiendo organismos marinos para la investigación de PharmaMar. |  // PHARMAMAR

Submarinistas, recogiendo organismos marinos para la investigación de PharmaMar. | // PHARMAMAR

También se realizará en otros 17 centros hospitalarios españoles y otros de Francia, Portugal, Suecia y Reino Unido

Pacientes ingresados en el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo y que presenten infección por COVID-19 moderada podrán participar en breve en un ensayo clínico de fase III para probar el fármaco Aplidin (plitidepsina) de la marca de origen gallego PharmaMar.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha facilitado la autorización para el inicio del ensayo de fase III Neptuno.

El Cunqueiro es el único hospital gallego que participa en este ensayo en el que también cooperan otros 17 hospitales españoles entre los que figuran el Clinic de Barcelona, el Clínico San Carlos de Madrid, el Hospital Universitario Cruces de Barakaldo, el Ramón y Cajal de la capital española y el Virgen del Rocío de Sevilla.

Además, también se realizará la nueva fase de la investigación en hospitales de Portugal, Francia y Suecia ya que se ha logrado una autorización mediante el Procedimiento Voluntario de Armonización que permite en la Unión Europea la evaluación simultánea del estudio clínico por las autoridades de los estados miembros. A mayores, Reino Unido también entra en el ensayo tras permitir la investigación la Agencia Británica del Medicamento.

Un antiviral fabricado en España demuestra su eficacia contra el coronavirus Agencia ATLAS | EFE

Latinoamérica, pendiente

Según informaron fuentes de PharmaMar a FARO, también hay centros hospitalarios de otros estados europeos así como de Latinoamérica interesados en sumarse a la investigación.

La firma tiene previsto reclutar a más de 600 pacientes en todos los países donde se realice la investigación. El objetivo es determinar la eficacia y seguridad de dos niveles de dosis de plitidepsina (1,5 y 2,5 miligramos) en comparación con el control actual en pacientes adultos que precisan de hospitalización para tratamiento médico de infección moderada por COVID.

Se suministrará 1,5 o 2,5 miligramos de plitidepsina para conocer qué porcentaje de los enfermos logra la recuperación total antes del octavo día o en qué jornada sin que vuelvan a ser ingresados por signos o síntomas relacionados con la enfermedad del coronavirus.

También se estudiará el tiempo transcurrido hasta la recuperación completa (quiere decir que no se detecta ARN vírico o si se detecta está asintomático o tiene algún síntoma pero no necesita ayuda) hasta un límite de 31 días.

Además, se analizará la seguridad y tolerabilidad anotando si se producen o no acontecimientos o reacciones adversas; el porcentaje de pacientes que necesita volver a ser ingresado por infección de COVID y durante cuánto tiempo precisan oxígeno, entre otras cuestiones.

De esta manera se evaluará la plitidepsina “frente al estándar de tratamiento autorizado y administrador en cada país” que puede consistir en la administración de fármacos como la dexametasona o la combinación de esta con el remdesivir.

Logró reducir un 99% las cargas virales en el pulmón de los animales tratados

Desde PharmaMar añadieron que la fase III del ensayo tendrá su “inicio ya, en cuanto los hospitales puedan empezar a reclutar irán seleccionando a los pacientes que deberán cumplir el protocolo”.

Recordaron también que este fármaco “fue desarrollado originariamente para el tratamiento del mieloma múltiple y, de hecho, está aprobado en Australia para el tratamiento de dicha enfermedad”.

Aunque la farmacéutica de origen gallego se dedica a la búsqueda de productos de origen marino para la oncología, la aparición de la pandemia de COVID-19 les hizo plantearse si alguno de sus fármacos podría tener algún tipo de aplicación en la lucha contra el nuevo coronavirus. “Empezamos a desarrollar una unidad de virología viendo que nuestro producto podía tener una actividad antiviral”, explicaron desde la marca gallega con los laboratorios sitos en Colmenar Viejo, Madrid.

Las fuentes consultadas también se refirieron al origen marino del fármaco que ahora pasa al ensayo en fase III. Recordemos que se obtuvo a partir de la ascidia Aplidium albicans, un organismo marino localizado en las aguas de Ibiza.

Esto no significa que se extraiga este organismo continuamente con el riesgo de esquilmarlo. “Lo que hemos hecho es una copia exacta de la molécula de esta ascidia, una síntesis química en laboratorio para después producirlo a gran escala”, aclararon desde la farmacéutica española.

Un estudio publicado en “Science” el pasado mes de enero –y firmado por Pablo Avilés, investigador de PharmaMar– recoge que la plitidepsina in vitro demostró una fuerte potencia antiviral en comparación con otros antivirales empleados contra el SARS-CoV-2. Demostraron en diferentes modelos animales, que el fármaco logró reducir un 99% las cargas virales en el pulmón en los animales tratados.

Un anuncio que impulsa a la empresa un 8% en Bolsa

Las acciones de PharmaMar rebotaban más de un 6% cercanas las 14.30 horas de ayer para después cerrar la sesión en la Bolsa de Madrid con un incremento del 8,03%, según los datos que ofrece la institución bursátil en su web.

Los títulos de la compañía se acabaron intercambiando a un precio de 98,7 euros frente a los 91,36 que se habían registrado al cierre de la sesión del miércoles cuando registró un descenso del 0,93%.

El anuncio de la farmacéutica de que había obtenido la autorización de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) para el inicio del ensayo clínico de fase III para su fármaco Aplidin contra el COVID hizo que el precio de la acción llegase a superar los 101 euros en algún momento de la jornada de ayer.

Compartir el artículo

stats