Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así encontrará el Sergas a los "contactos casuales" de un positivo

Una sanitaria llama por teléfono a los contactos estrechos de un paciente positivo por COVID

La Xunta estrenará una prueba piloto para intensificar el rastreo de contagios tras la notificación de un nuevo positivo. La directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán Parrondo, confirmó esta mañana tras la reunión del comité clínico que el Sergas ampliará los rastreos de contactos de un infectado por COVID-19 en una semana. Hasta ahora, las pesquisas de los rastreadores solo se remontaban dos días atrás. Se le preguntaba al paciente por sus contactos estrechos en los dos últimos días y desde Sanidade se ponían en comunicación con ellos para concertar las pruebas PCR y los aislamientos. Pero con esta nueva iniciativa, que se probará al menos durante diez días, la Xunta pretende estirar el periodo de rastreo a siete días. La puesta en marcha está prevista para principios del mes de mayo.

Cuando alguien dé positivo por coronavirus, se ejecutará un estudio de una semana hacia atrás para la detección de "contactos casuales". En el foco de estas búsquedas no solo estarán los contactos estrechos sin mascarilla, sino también la gente con la que se haya compartido cualquier tipo de reunión social, familiar o laboral.

Con este nuevo sistema, la cuarentena solo se mantendrá en los contactos estrechos, mientras que a los casuales se les ofrecerá hacer una prueba. El Sergas explica, además, que no se aumentará el número de rastreadores para el nuevo método, que no se redujo una vez controlada la brutal tercera ola en Galicia.

Carmen Durán explica que esta iniciativa es posible a estas alturas, doce meses después del estallido de la pandemia, porque la "situación epidemiológica lo permite". Según la secretaria xeral de Saúde Pública, el objetivo es "intensificar la búsqueda de casos para aislarlos cuanto antes y elaborar nuevos estudios".

Compartir el artículo

stats