"Estamos viendo la luz al final del túnel", proclamó el doctor José Luis López-Álvarez Muíño, miembro de la comité clínico que asesora a la Xunta. Y en esa salida del agujero, la Consellería de Sanidade ha decidido dar un giro de volante en su estrategia de control de la pandemia.

El rastreo de contactos se amplía notablemente: hasta la fecha se investiga a las personas que interaccionaron con un positivo por coronavirus o un aislado en los dos días anteriores; ahora se retrotraerá la investigación a las siete jornadas anteriores. Además, los rastreadores se centrarán en eventos concretos susceptibles de producir contagios, como reuniones familiares o sociales. Y aunque el contacto se haya producido usando la mascarilla, a estos contactos "casuales" y no estrechos, se les ofrecerá la posibilidad de hacerse una PCR. Eso sí, no estarán obligados a guardar cuarentena.

La directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán, fue la encargada de detallar el nuevo sistema, que comenzará a funcionar, en pruebas, en los próximos siete días. "Es posible por la buena situación epidemiológica de Galicia", explicó. El conselleiro, Julio García Comesaña, dio sentido después a esta afirmación: no se aumentará el número de rastreadores, se utilizarán los que vienen trabajando desde que la brutal tercera hora obligó a contratar más personal.

El anuncio llegó durante la rueda de prensa en la que se explicaron los asuntos abordados en el comité clínico de ayer. Se decidió actualizar el mapa de las restricciones, que refleja la situación epidemiológica: Vigo se mantiene en el nivel medio de medidas, un grado al que suben varios concellos de su área como Nigrán, Tui o O Porriño. "Vemos con cierto optimismo la situación de Vigo, pero no es prudente echar las campanas al vuelo (...) Hay un problema y sigue creciendo", afirmó el conselleiro.

El área viguesa tiene 79 casos por 100.000 habitantes en los últimos siete días. Son datos peores que hace una semana, con especial relevancia de la situación en Salceda de Casela y O Porriño. También preocupa Marín, con una incidencia acumulada de 235 casos en los últimos siete días. Veinte de los positivos se detectaron mediante un cribado, un dato que valió a los responsables sanitarios para llamar a todos los ciudadanos a acudir a este tipo de pruebas.

Aforos en el deporte y la cultura

En la comparecencia, el conselleiro también detalló los aforos que se se permitirán el recintos deportivos este fin de semana. La Xunta ha autorizado hasta 2.500 personas en Balaídos para el partido del Celta B este domingo contra el Cultural Leonesa, 750 en el torneo del World Padel Tour, 5.000 para el encuentro del Deportivo en Riazor y 1.500 para el que jugará el Breogán en su pabellón de Lugo. García Comesaña explicó que si se reabren los estadios en las últimas jornadas de LaLiga se aplicarán estos máximos de público. Es decir, si Vigo sigue en nivel medio de restricciones podrían entrar en el estadio municipal 2.500 aficionados, si pasase al medio-bajo serían 5.000.

Además, de forma paralela a la posible reactivación del ocio nocturno, la Consellería de Sanidade, esta vez de la mano de la de Cultura, trabajan ya en la posible articulación de "alguna prueba piloto" para eventos al aire libre "con aforos más amplios", tales como conciertos. García Comesaña expuso esta idea preguntado por la experiencia de Love of Lesbian. Comesaña explicó que es partidario de este tipo de pruebas de protocolos para "tomar enseñanzas".

En cuanto a la reactivación del ocio nocturno, la hoja de ruta, por el momento, sigue siendo la misma: "alguna prueba piloto" en el mes de mayo y reapertura, si los datos epidemiológicos y de vacunación acompañan, en junio. Además de la propia situación sanitaria, la Xunta quiere antes de reabrir este sector tener avanzada la vacunación de los mayores de 60 años y trabaja ahora mismo en la "definición" de como será la prueba piloto que plantean en mayo.

Preguntados varias veces al respecto, García Comesaña insistió en que la Xunta no tiene respuesta del Ministerio de Sanidad sobre las "herramientas" que tendrá para gestionar la pandemia una vez que decaiga el estado de alarma el próximo 9 de mayo. El conselleiro se mostró "preocupado", y se refirió en concreto a las limitaciones a la movilidad nocturna, que según la información que manejan ahora mismo desaparecerán.

En directo

Última actualización 13:18

Acaba la rueda de prensa.

La reuniones siguen con las mismas limitaciones hasta el 18 de septiembre, seis personas en interior y 10 en exterior, aunque Feijóo deslizó que si la situación epidemiológica se mantiene se modificará en próximas fechas.

Feijóo critica ahora que el certificado COVID solo sirva en España para viajar en avión. En ese sentido, insiste al Gobierno central que aborde una legislación que permita utilizar el certificado en otros ámbitos, como ya se hace en varios países de Europa.

Requisitos para el nivel básico:

-Distancia de 1,5 metros entre mesas.

-El personal tendrá uso obligatorio de mascarillas quirúrgicas a cambiar cada cuatro horas.

-Dos horas de formación COVID para el personal.

Requisitos "plus" para el nivel máximo:

-Distancia de 1,5 entre personas, no mesas

-Funcionamiento continuo del medidor de CO2

-Registro de clientes

-Dos horas de formación COVID para el personal.

-Se recomienda (no se obliga) un mecanismo que active automáticamente el aire acondicionado en caso de sobrepasar los niveles de CO2.

También se negociarán protocolos específicos para el ocio nocturno y para los gimnasios. El del ocio nocturno espera tenerlo listo para comienzos de octubre.

La entrada en vigor del nuevo protocolo será el 15 de septiembre.

El protocolo recoge dos niveles independientemente de dónde se sitúe. "La hostelería ahora depende de sí misma". En el primer nivel el aforo será del 50% en el interior y el 75% en terraza. En el segundo el aforo será del 75% y 100% fuera y se podrá usar la barra, con una distancia de 1,5 metros de distancia y de manera individual o por dos personas convivientes. El horario de cierre será el 1:00 para ambos niveles.

Feijóo alude al "minucioso" trabajo para pactar el nuevo protocolo para los próximos meses. Busca "reforzar la seguridad sanitaria y la hostelería segura". Pretende que ningún local cierre por completo con independencia de la situación epidemiológica. "Eran los objetivos del certificado COVID", medida tumbada por el TSXG.

Feijóo comienza recordando el mapa de las restricciones que se actualizó ayer. Puedes consultar aquí el mapa.

Pasa ahora a relatar las nuevas medidas. "Los nuevos protocolos nacen con vocación de permanencia, es lo que vamos a aplicar en los próximos meses", avanza Feijóo. Siempre que las condiciones sanitarias no cambien de forma "abrupta", matiza.

Este sábado abrirán todos los centros de vacunación masiva para inyectarse con la primera dosis sin cita previa. El 13 y el 14 de septiembre se instalar centros da vacunación, además, en los campus gallegos.

Feijóo repasa también los datos de vacunación. "Somos la segunda mejor comunidad", destaca. El 85,8% de la población diana tiene la pauta completa. "El 19 de septiembre queremos acabar con toda la población diana".

Está bajando también la ocupación hospitalaria, pero es donde más tarde en notarse la bajada de la curva. Feijóo destaca la estabilización y de "tranquilidad" dentro de lo que es estar en una pandemia.

Feijóo da el "minuto y resultado" de la pandemia: 120 hospitalizados, 49 de ellos en ucis. También recuerda los dos últimos fallecidos. En la incidencia acumulada a 14 Galicia sigue algo peor que en España, 172 casos por 100.000 habitantes en la comunidad y 160 en el conjunto del Estado.

Esta ola quedó marcada por la vacunación, que propició que los contagios se concentrasen entre los jóvenes. También por el predominio de la variante Delta.

Arranca Feijóo: "Podemos dar por concluido el pico de la quinta ola. Es el momento de adaptar las medidas a la nueva situación".

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, comparece a las 12:00 para detallar el nuevo protocolo que regirá en la hostelería. FARO avanza en su edición de hoy algunas de sus claves.

Ver más