Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidad propone retrasar la segunda dosis para acelerar la vacunación de la población

Sanidad plantea retrasar la segunda dosis para vacunar a más personas

Sanidad plantea retrasar la segunda dosis para vacunar a más personas

El Ministerio de Sanidad plantea hoy a las comunidades retrasar las segundas dosis de Pfizer y Moderna entre seis y ocho semanas a las personas a menores de 80 años. Es una propuesta que la semana pasada ya lanzaron comunidades como Madrid o Cataluña. El objetivo es inocular el suero cuanto antes al mayor número de personas vulnerables, aunque el grado de inmunización de cada vacunado sea inferior durante un tiempo, a la espera de la siguiente dosis.

Plantea demorar hasta ocho semanas la administración del último vial de Pfizer y Moderna a los menores de 80 años ESigue el ejemplo de Reino Unido, Israel, Francia e Italia

La semana pasada, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, defendió “completar la pauta” en los plazos que marca la compañía que comercializa cada vacuna en mayores de 70, y barajó espaciarla para los menores de esa edad. La diferencia con la propuesta de Sanidad es la franja de edad.

Sanidad estudia espaciar la segunda dosis de Pfizer Agencia ATLAS | EFE

“Nuestros asesores nos dicen que se puede estudiar (demorar la dosis) en menores de 70. Por eso, estamos a disposición de valorarlo. Ojalá se pueda”, expuso Feijóo. En Galicia, los gallegos con al menos una dosis ronda el 25% y los inmunizados con dos están “en torno al 10%”.

El departamento que dirige Carolina Darias entiende que ante el aumento del número de casos y los problemas en el suministro de vacunas es “importante vacunar cuanto antes al mayor número de las personas más vulnerables”. Así propone continuar con la separación de segundas dosis de Pfizer y Moderna tal como se recoge en la estrategia actual (21 días y 28 días, respectivamente) para los más mayores y para pacientes con patologías, pero aumentar el intervalo en los menores de 79 años entre seis u ocho semanas. El objetivo es administrar un mayor número de primeras dosis a los colectivos más vulnerables y así “acelerar” el control de la pandemia y “limitar el impacto en la salud de estas personas.”

Para la vacuna de AstraZeneca, los técnicos consideran que no hay que modificar el intervalo de 12 semanas entre las dos dosis.

Precisamente, Reino Unido ha adoptado esta estrategia, lo que ha permitido al país británico ser uno de los más avanzados en inmunización de la población. También Israel, y allí los ciudadanos ya se mueven por las calles sin mascarilla. En Europa, Francia o Italia han apostado por esta estrategia.

¿Como justifica Sanidad su cambio de opinión? “La separación de las dosis de Pfizer y Moderna permitirá aumentar el número de personas protegidas con una primera dosis de vacuna sin retrasar demasiado la consecución de la pauta completa, que asegura la máxima protección a medio y largo plazo”.

Expone una proyección matemática para una ciudad modelo de 500.000 habitantes. Ahí se ha comparado, para Pfizer y Moderna, la diferencia entre poner la segunda dosis como ahora (en 21 o 28 días) y en 60 días: “Comparando ambas estrategias, y en situación de una potencial cuarta ola epidémica, la separación de las dosis consigue una reducción entre el 22% y el 26 % de infecciones, entre el 26% y el 31% de hospitalizaciones y entre el 30% y el 32% de fallecimientos, en función de la magnitud de la ola epidémica”.

Límites para eventos

La Comisión de Salud Pública también estudiará hoy un nuevo acuerdo para limitar los eventos multitudinarios hasta que se alcance la inmunidad de grupo. La principal propuesta es que se suspendan todos los eventos y actividades multitudinarios en territorios en nivel de alerta 4. En caso de nivel de alerta alto, el tope será del 50% y 250 personas en exteriores y del 40% y 75% en el interior, siempre que se pueda mantener un asiento de distancia en la misma fila en caso de asientos fijos o 1,5 metros de separación si no hay asientos fijos, entre los distintos grupos de convivencia. Si no, se recomienda también “la suspensión de todos los eventos y actividades multitudinarias”.

Para las zonas en nivel de alerta baja, se recomienda desarrollar actividades con un aforo máximo al 75% en el exterior y 60% en el interior y con un máximo de 1.000 personas en exterior y 300 en interior. En las zonas con alerta “media” se aconseja un aforo máximo al 75% en el exterior (con un tope de 500 personas) y al 50% en interiores (150 personas, máximo).

Compartir el artículo

stats