Galicia inicia hoy un nuevo estadio en el alivio de las restricciones con el retraso del toque de queda hasta las 23 horas y la ampliación del horario de los restaurantes. Esta jornada, marcada por el optimismo y el buen tiempo, coincide con un nuevo incremento tanto de los casos activos y contagios como de la presión hospitalaria.

Por octavo día consecutivo sube el total de infectados por COVID-19 en la comunidad hasta los 2.523, son 84 más que los comunicados ayer y el número más alto de la semana. Tras este alza se halla un notable índice de positivos detectados en las últimas 24 horas: 229, otra cifra por encima de los registros de los días previos. Las altas son insuficientes para frenar este repunte, ya que solo se han prescrito 145 desde el jueves.

Otra estadística que mueve a la inquietud es el salto en las hospitalizaciones, con 13 pacientes más hasta los 195. El mayor incremento se notifica en los enfermos en planta, que suman una docena más hasta los 169, mientras que los críticos suman un positivo hasta los 26.

La presión hospitalaria sube en cuatro de las siete áreas: A Coruña (56 en planta y 7 en UCI), Vigo (34 en planta y 4 en UCI), Santiago (26 en planta y 3 en UCI) y Ourense (16 en planta y 5 en UCI); se mantiene igual en Lugo (8 en planta y 3 en UCI); y baja en Ferrol (97 en planta) y Pontevedra (21 en planta y 4 en UCI).

Vigo y Pontevedra acaparan la subida en casos activos

Aunque el cómputo de positivos en coronavirus ha crecido en cuatro de las siete áreas sanitarias, Vigo y Pontevedra destacan por aportar las cifras más gruesas. Así, el distrito olívico lidera los casos activos en Galicia con 642 contagiados, 17 más, mientras que Pontevedra notifica el mayor aumento: 32 diagnosticados más hasta los 407.

En segundo lugar continúa A Coruña, con 608 (+6), y después de Pontevedra se sitúan Santiago, con 379 (+16); Ourense, con 217 (+12); y Ferrol, con 97 (+4). Lugo, por el contrario, es la única que registra un descenso, con tres pacientes menos que rebajan el total a 173.

De los 229 nuevos contagiados, 199 se han confirmado entre las 7.145 PCR efectuadas en las últimas horas. Una vez más, el área de Vigo es la que más positivos ha revelado, 57, por los 45 de A Coruña, los 40 de Pontevedra y O Salnés, los 29 de Santiago, los 12 de Ourense, los 10 de Lugo o los seis de Ferrol.

La pandemia deja hasta la fecha en Galicia 119.483 afectados, de los que 114.611 se han recuperado y otros 2.371 han fallecido.

Dos jornadas sin muertes en Galicia

La Consellería de Sanidade no ha notificado este viernes ningún nuevo fallecimiento vinculado con COVID-19 en Galicia. De este modo, acumula dos jornadas consecutivas sin comunicar óbitos.

Entre finales de septiembre y finales de marzo se comunicaron fallecidos de forma diaria. Desde entonces se anotan siete jornadas sin comunicación de fallecidos.

La segunda mitad del mes de enero y el inicio de febrero fueron los momentos en los que más muertes se registraron en la tercera ola, coincidiendo con el pico tras las fiestas de Navidad. En aquella etapa, se notificaron en varias ocasiones más de una treintena de víctimas mortales diarias. La cifra máxima se comunicó el 1 de febrero, con 40 fallecidos --aunque correspondientes a varios días--.

Con la disminución en la incidencia de casos y la progresiva inmunización a través de la vacuna a las personas de más edad y, principalmente, a los internos y trabajadores de las residencias de mayores, las cifras de víctimas mortales han ido disminuyendo. De hecho, a fecha de este viernes, no hay ningún usuario ni trabajador contagiado con COVID en las residencias.

El total de víctimas del COVID-19 en Galicia se encuentra en 2.371. El último óbito se registró el 13 de abril, una mujer de 78 años que falleció en el Complexo Hospitalario Universitario de A Couña (Chuac).