Desde el próximo lunes 19 de abril a las 00.00 horas, serán cuatro los concellos cerrados en Galicia por el COVID-19. El subcomité clínico que asesora a la Xunta ha acordado en su reunión de este viernes establecer el nivel máximo de restricciones en A Pobra do Caramiñal, O Grove, Carballeda de Valdeorras y Cualedro, el cuarto en incorporarse a la lista.

En el nivel alto permanecen Cortegada, O Barco, Padrenda, Rubiá, Barreiros, Boimorto y Boiro. A ellos se sumarán Cambre y Lobeira.

En cuanto a las medidas dictadas para el nivel medio, comenzarán a regir en Cangas, As Neves, Vilagarcía, As Pontes, Cambados y Catoira, que suben de nivel, y también en A Illa y Carral, que ahora mismo se encuentran en el nivel alto. Además, permanecerán en este escalón O Irixo, Pobra del Brollón, Meira, Trabada, Ribeira, Muxía, Ortigueira, Marín, Meis, Gondomar, Vilanova, Soutomaior, Sanxenxo, Ribadumia y Meaño,

El resto de concellos se mantienen en el nivel bajo.

Cribados masivos

Por otra parte, más de 25.000 personas han sido convocadas para participar este fin de semana en los cribados masivos llevados a cabo por la Xunta para identificar nuevos casos asintomáticos entre la población.

En el área sanitaria de Vigo, se realizarán pruebas PCR a cerca de 2.000 personas de 16 a 35 años.

En la de A Coruña, además de las 10.000 personas de entre 20 y 40 años llamadas desde el pasado lunes, Saúde Pública convocará este fin de semana a otras 3.000 de entre 40 y 59 años en el Concello de Cambre. También 900 vecinos de Rois, con edades comprendidas entre los 40 y los 54 años, serán llamados para la realización del test de antígenos.

De acuerdo con los últimos datos epidemiológicos, Sanidade ha acordado citar a cerca de 3.600 personas de entre 18 y 74 años en O Barco, Cualedro y Rubiá; y a 3.100 del concello de Vilanova.

Finalmente, en el área sanitaria de Lugo se les realizarán pruebas a 400 personas en Meira y a otras 400 en Ortigueira.