Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Disolviendo un trombo en la confianza

Una sanitaria prepara una dosis de la vacuna AstraZeneca

Una sanitaria prepara una dosis de la vacuna AstraZeneca EFE

La Sociedad Española de Trombosis subraya que la vacuna de AstraZeneca es apta para toda la población, incluso personas con riesgo de coágulos

“No hay datos sólidos en estos momentos para rechazar la vacuna de AstraZeneca por riesgo de complicaciones trombóticas en la población general ni en ningún subgrupo, ni tan siquiera en los pacientes de alto riesgo de trombosis”. Esta es la conclusión de la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia (SETH), que a través de un documento dirigido a sanitarios ha expresado su opinión formada con la última evidencia disponible.

La SETH, que recomienda seguir las instrucciones respecto a la vacunación procedentes de las autoridades sanitarias, ha elaborado una pequeña lista de “preguntas frecuentes” que aclaran las principales dudas sobre la vacuna anglosueca contra el COVID-19.

¿Cuál es el riesgo de trombosis en la población general?

Se estima que, de forma global, puede presentarse en 1 o 2 de cada 1.000 individuos en un año.

¿Cuál es el riesgo de trombosis en los pacientes con COVID-19?

La enfermedad por coronavirus provoca un aumento de incidencia de trombosis, sobre todo de tromboembolismo pulmonar. En los pacientes en UCI se estima en un 20-25% de los casos. En los hospitalizados no críticos alcanza el 5%. Los pacientes con enfermedad leve, que no requieren ingreso, también tienen un aumento del riesgo sobre la población general, y este se estima en un 1%.

¿Hay más riesgo de trombosis con la vacuna de AstraZeneca?

En el ensayo clínico se comunicaron alteraciones vasculares cerebrales tanto en los pacientes vacunados (1 ictus isquémico) como en el grupo control que no recibió la vacuna (1 hemorragia subaracnoidea y 1 accidente isquémico transitorio), sobre 23.000 sujetos. En los datos procedentes de vida real hubo un número muy reducido de trombosis venosas de senos cerebrales asociadas a cifras bajas de plaquetas, y la conclusión transitoria es que no se puede afirmar que la vacuna de AstraZeneca incremente el riesgo de trombosis en ninguna localización ni en ningún subgrupo de pacientes.

Simón Espinosa

¿Qué es la trombosis de senos venosos cerebrales?

Es una situación clínica de extrema rareza, estimada entre 0,2 y 1,6 casos por 100.000 personas anualmente, y que predomina en mujeres (3 a 1). Se producen trombos en el sistema venoso cerebral. Los síntomas pueden incluir dolor de cabeza y alteraciones visuales, convulsiones o alteraciones de la sensibilidad y fuerza en brazos o piernas que pueden confundir con un infarto cerebral. Su asociación con la vacuna de AstraZeneca no ha sido demostrada por el momento, y los casos observados han sido muy escasos, cercanos a la incidencia esperable en población general; no obstante, se ha activado la alarma de farmacovigilancia como medida de seguridad.

¿Debe administrarse la vacuna a pacientes con antecedentes de trombosis?

Sí. Las personas con antecedentes de trombosis tienen un riesgo mayor de volver a presentar trombosis, pero no se ha observado que la vacuna de AstraZeneca tenga un efecto en este sentido.

¿Debe administrarse la vacuna a pacientes con riesgo de trombosis o trombofilia?

Sí. Los pacientes con antecedentes de trombosis y otras condiciones de riesgo conocidas se benefician también de las mismas consideraciones que en el punto anterior.

¿Debe administrarse la vacuna a personas anticoaguladas?

Sí. Los pacientes con anticoagulantes no tienen contraindicación a la vacuna. El riesgo de complicaciones hemorrágicas por la inyección intramuscular es mínimo si se siguen las recomendaciones al respecto (compresión prolongada sobre el punto de inyección y evitación de situaciones con exceso de efecto anticoagulante).

¿Superan los beneficios a los riesgos?

Sí. Esta vacuna tiene una eficacia del 70% en términos generales. Por tanto, el número de infecciones y complicaciones graves evitadas en los 20 millones de individuos vacunados es tan grande que el balance del uso de la vacuna es netamente favorable.

Compartir el artículo

stats