Parecía que el tiempo primaveral había llegado a Galicia para quedarse, pero las lluvias de este fin de semana nos han devuelto a la realidad. El refrán de en abril aguas mil cobra sentido desde el viernes y los paraguas están siendo indispensables. Hoy las precipitaciones están siendo generalizadas en toda la comunidad y ha sido en Vigo en donde más litros por metro cuadrado han caído. En concreto, según los datos de Meteogalicia recogidos hasta las 17:00h de este sábado, en la ciudad olívica se recogieron 44,8 l/m2. La pregunta que muchos se hacen ahora (no tanto los alérgicos que han visto en estas lluvias un pequeño oasis) es cuándo volverán los cielos despejados y el sol a Galicia.

Según la previsión de Meteogalicia, mañana domingo la comunidad permanecerá en una zona intermedia entre altas y bajas presiones. Los cielos estarán parcialmente cubiertos, con chubascos en la mitad norte que podrán ser de nieve en cotas alrededor de 1.000 metros. Ya por la tarde los claros irán ganando espacio como preludio de un lunes soleado. Eso si, la semana arrancará con cielos despejados pero temperaturas mínimas en descenso y madrugadas frías, que podrían dejar heladas en el interior.

A partir de mediados de la semana se espera que una borrasca procedente de Portugal devuelva la inestabilidad a Galicia.