Hasta ahora, los CDC recomendaban a los estadounidenses usar productos químicos para desinfectar aquellas superficies que se tocan con regularidad, como las mesas, interruptores y pomos de la puerta, pero ayer actualizaron sus normas y dejaron claro que limpiar con agua y jabón es suficiente. “La gente puede infectarse con el virus que causa el COVID-19 si toca objetos o superficies contaminadas. Sin embargo, las pruebas muestran que el riesgo de transmisión a través de esta vía es bajo”, dijo en una rueda de prensa la directora de los CDC, Rochelle Walensky.

Explicó que limpiar regularmente con agua y jabón las superficies sirve para quitar los gérmenes, aunque no los mata, como sí hacen los productos químicos. En cualquier caso, según Walensky, el agua y el jabón son suficientes para reducir el riesgo de infección, lo que puede hacer más fácil la limpieza de viviendas, establecimientos comerciales y escuelas.