Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La vacuna rusa apunta a Porriño

Un operario en la empresa Zendal, en O Porriño

La Embajada de Rusia en España acaba de anunciar vía Twitter que la “empresa IberAtlantic se encuentra en un proceso de negociación con el Fondo Ruso de Inversión Directa y la biofarmacéutica Zendal busca de un acuerdo para producir la vacuna SputnikV en los laboratorios de esta corporación en Galicia”.

  Tal como había adelantado la pasada semana este diario, el empresario gallego Pedro Mouriño, consejero delegado de IberAtlantic, existe una “estrecha colaboración” con Zendal para la producción de la vacuna rusa Sputnik V en Porriño. “Puede haber muy buenas noticias para Galicia y para España en las próximas semanas, es un proceso que aún está abierto”, avanzaba entonces.  

Por su parte, fuentes de la biofarmacéutica gallega, que fabrica el antígeno anti-COVID de Novavax y es la única autorizada en España para la fabricación de vacunas de salud humana,explicaban la semana pasada a FARO que el grupo evalúa muchos proyectos.

 ¿Por qué Rusia quiere fabricar su vacuna en España o en Italia, donde ya ha llegado a un acuerdo? Porque la UE exige para comprar una vacuna que ésta se puede producir en suelo europeo.

  Mouriño, que es cónsul honorario de Rusia en Vigo, habló para FARO a título de consejero delegado de IberAtlantic, grupo empresarial que tiene un acuerdo con Rusia para participar en la distribución de sus vacunas. la agencia Europea del Medicamento (EMA) inició la semana pasada el proceso de peritaje de la Sputnik V.

 Rusia pretende suministrar vacunas contra el coronavirus a 50 millones de europeos a partir de junio, pero el portavoz de Sanidad de la Comisión Europea, Stefan De Keersmaecker, precisó que “actualmente no hay conversaciones en curso” sobre la integración de la Sputnik V al porfolio vacunal europeo.

 Pedro Mouriño aseguró que el FIDR, que tiene los derechos de la vacuna rusa, está verificando técnicamente que la Sputnik V se puede producir en las instalaciones porriñesas, donde ya se fabrican mil litros diarios del antígeno de Novavax.

 El fundador y CEO de IberAtlantic plantea la posibilidad de que el grupo Zendal no solo sea el fabricante, sino también el licenciatario de la patente, acordando la transferencia de tecnología y asumiendo un riesgo empresarial compartido. “Estamos hablando de un contrato de cientos de millones”, avanzó.

 El empresario gallego recordó que ya hay tres países de la Unión Europea, Hungría, Eslovaquia y República Checa, que administran o administrarán la vacuna Sputnik V, registrada en 38 países. “Y cada semana que pasa aumentan dos más –apunta–. Hay dos, Austria y Dinamarca, que están hablando con Israel para producir, y Alemania podría realizar una compra bilateral a BioNTech y CureVac, que son alemanas. La estrategia de compra centralizada en la UE ha hecho aguas y los españoles vamos a ser los últimos en enterarnos”, lamenta el empresario.

 Para Mouriño, no se sustenta “anteponer criterios políticos o geoestratégicos con una cifra oficial de 70.000 muertos oficiales”, y critica a la Comisión Europea por “obviar” las vacunas rusas y chinas, primando las de “otros territorios que no son europeos”, en alusión a las farmacéuticas estadounidenses Pfizer, Johnson & Johnson y Moderna.

 Sostiene que la Sputnik V “es mejor que la de AstraZeneca”, y que la comunidad científica internacional “ya creía en ella, fuera de la propaganda antirrusa de denostar esta vacuna desde el principio”. Pone el ejemplo del desarrollo de vacunas contra el ébola por el Centro Gamaleya ruso, la misma institución científica centenaria que ha desarrollado la Sputnik V utilizando adenovirus.

 La vacuna anti-COVID de AstraZeneca utiliza idéntica plataforma vacunal. “Le han pedido ayuda a la Sputnik para mejorar la eficacia y la seguridad de su vacuna”, asegura Mouriño.

 El CEO de IberAtlantic asegura que “sin duda alguna” se pondría la vacuna rusa. “Lo dije en junio del año pasado, para mí es la mejor”, insiste Pedro Mouriño, que dice que le inocularán la Sputnik V si Moscú la envía a Madrid para proteger al personal diplomático de la embajada y a los cónsules honorarios de Rusia en España.

 

Compartir el artículo

stats