Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las residencias gallegas se deshacen del coronavirus

Contenedores con material utilizado para prevenir el coronavirus en la residencia de Os Gozos, en Pereiro de Aguiar, que sufrió un importante brote en la segunda ola Brais Lorenzo

Han sido uno de los puntos negros de la pandemia del coronavirus, en España y también en Galicia, pero un año después de que sufriesen las primeras muertes, ya no es que vean la luz al final del túnel, es que asoman la cabeza fuera de él. Las residencias de mayores, el primer objetivo de la campaña de vacunación, están prácticamente libres de COVID-19: ahora mismo solo hay 23 usuarios y cinco trabajadores contagiados. Hace un mes y medio, en lo peor de la tercera ola y cuando las inyecciones solo estaban arrancando, eran 466 y 218, respectivamente. De 684 personas con el virus se ha pasado a 28; a escala gallega es la mejor muestra de que los antígenos que se están pinchando funcionan.

Quedan por vacunar los centros en los que todavía hay positivos. Como la efectividad de los pinchazos es muy elevada, pero no absoluta, sí que hay un geriátrico que ya había recibido ambas dosis y en el que entró el patógeno. Se trata de la residencia Santa Mariña de Xinzo de Limia, que sufrió un brote a finales de febrero que mantiene ahora mismo a 10 residentes infectados. Por el momento, no hay víctimas mortales.

La de los muertos es otra estadística en la que, en consonancia al descenso de contagios, se observa la eficacia de las vacunas. La mortalidad de los residentes --conviene recordar que los mayores de 80 años son los más proclives a fallecer por coronavirus-- también ha caído en picado. Hasta hace apenas unas semanas, en el global de la pandemia, alrededor de un 35% de decesos en Galicia correspondían a usuarios de centros de mayores y de discapacitados; si tomamos los datos de los últimos 15 días no llegan ni al 10%, con siete de 80. Es posible que La Milagrosa de A Coruña y DomusVi Laraxe, en Cabanas, sean los últimos centros en registrar brotes de gran letalidad.

Evolución de la pandemia

La mejora en las residencias va en armonía, aunque un par de compases por delante, con la situación epidemiológica general. Los hospitalizados con Covid-19 en Galicia han descendido de manera significativa, 29 menos, tras el incremento de la jornada anterior, por lo que se sitúan en 369. De ellos 77 se encuentran en UCI, lo que supone dos menos. Sin embargo, repuntan los contagios diarios a 152.

Según los datos actualizados en la mañana de este martes por la Consellería de Sanidade, la presión hospitalaria desciende en seis de las siete áreas sanitarias gallegas, ya que en la de Vigo aumentan a 16 los hospitalizados en UCI --dos más--, mientras que se mantienen en 45 los ingresados en otras unidades.

Ferrol se sitúan como el área con mayor descenso, con cinco personas con coronavirus en UCI --dos menos-- y 28 en otras unidades --ocho menos--; seguida de la de Santiago y Barbanza, con siete en críticos --uno menos-- y 45 en otras unidades --seis menos--.

Por su parte, la de Lugo cuenta con seis ingresados en UCI --dos menos-- y 22 en otras unidades --tres menos--; y la de Ourense tiene cuatro en críticos --sin cambios-- y 23 en otras unidades --cuatro menos--.

El área de A Coruña y Cee mantiene a 30 pacientes Covid en UCI --sin cambios-- y 109 en otras unidades --cuatro menos--; mientras que en la de Pontevedra y O Salnés suben a nueve los ingresados en críticos --uno más-- y bajan a 20 los hospitalizados en otras unidades --dos menos--.

Más contagios, menos casos activos

En cuanto a los casos activos de COVID-19, han descendido ligeramente hasta los 3.422 --datos similares a los de finales de agosto--, lo que supone 92 menos que la jornada anterior.

Los casos activos disminuyen ligeramente en las siete áreas gallegas y del total, 1.211 corresponde a la de A Coruña y Cee; 610 a la de Vigo; 442 a la de Pontevedra y O Salnés; 379 a la de Santiago y Barbanza; 282 a la de Lugo; 279 a la de Ferrol y 219 a la de Ourense.

Por contra, aumentan los contagios diarios detectados con cualquier tipo de prueba a 152 --tras los 88 del inicio de la semana--, de los cuales 116 han sido positivos confirmados por PCR en las últimas 24 horas.

PCR

En cuanto a la tasa de positividad --porcentaje de infecciones por test PCR realizados--, ha repuntado a un dos por ciento, después de haber bajado a un 0,7% en la jornada anterior --lo que supuso niveles no registrados desde el mes de julio--. Así, Galicia continúa por debajo del 5% que la Organización Mundial de la Salud (OMS) fija para dar por controlada la pandemia.

Fallecidos

Desde el inicio de la pandemia han fallecido 2283 personas diagnosticadas con COVID-19 en la Comunidad gallega, tras los 5 notificados este martes por Sanidade. Cuatro óbitos tuvieron lugar el lunes: los de dos hombres de 75 y 79 años que murieron en el CHUVI; un hombre de 68 que estaba ingresado en el HULA; y una mujer de 97 años, residente de DomusVi Laraxe de Cabanas, que perdió la vida en el CHUF. A ellos se suma la muerte, hoy, de un hombre de 89 años en el HULA. Todos presentaban patologías previas, señala el Sergas.

Hasta el momento se han curado en toda Galicia 108.192 personas de este coronavirus, lo que supone 241 más que las registradas hasta la jornada anterior.

Compartir el artículo

stats