Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un empresario gallego sondea a Zendal para fabricar la vacuna rusa en Porriño

Un vial de la vacuna rusa Sputnik V contra el COVID. | // M. TALATENE

El empresario gallego Pedro Mouriño, consejero delegado de IberAtlantic, aseguró ayer a FARO que existe una “estrecha colaboración” con Zendal para la producción de la vacuna rusa Sputnik V en Porriño. “Puede haber muy buenas noticias para Galicia y para España en las próximas semanas, es un proceso que aún está abierto”, avanzó.

Fuentes de la biofarmacéutica gallega, que fabrica el antígeno anti-COVID de Novavax y es la única autorizada en España para la fabricación de vacunas de salud humana, matizan que el grupo evalúa muchos proyectos y que a corto plazo no hay nada firme.

Pedro Mouriño asegura que hay una “estrecha colaboración” y que “puede haber muy buenas noticias en las próximas semanas” | La farmacéutica gallega precisa que no hay nada firme

Mouriño, que es cónsul honorario de Rusia en Vigo, habló para FARO a título de consejero delegado de IberAtlantic, grupo empresarial que tiene un acuerdo con Rusia para participar en la distribución de sus vacunas. Ayer la agencia Europea del Medicamento (EMA) inició el proceso de peritaje de la Sputnik V, según anunció el Fondo de Inversiones Directas de Rusia (FIDR).

Rusia adelantó también ayer su disposición a suministrar vacunas contra el coronavirus a 50 millones de europeos a partir de junio, pero el portavoz de Sanidad de la Comisión Europea, Stefan De Keersmaecker, precisó que “actualmente no hay conversaciones en curso” sobre la integración de la Sputnik V al porfolio vacunal europeo.

Desarrollada por el centro Gamaleya

Está formada por dos adenovirus, Ad26 y Ad5, modificados para contener el gen que produce la proteína de pico del SARS-CoV-2.

Basada en adenovirus

Se usa el Ad26 en la primera dosis y el Ad5 en la segunda, 21 días después, para potenciar el efecto. Tiene una eficacia del 92%.

Dos dosis con virus diferentes

Esta vacuna de vector viral fue desarrollada por el centro Gamaleya de Moscú y registrada en agosto por el Ministerio de Salud de Rusia.

Pedro Mouriño asegura que el FIDR, que tiene los derechos de la vacuna rusa, está verificando técnicamente que la Sputnik V se puede producir en las instalaciones porriñesas, donde ya se fabrican mil litros diarios del antígeno de Novavax. El fundador y CEO de IberAtlantic plantea la posibilidad de que el grupo Zendal no solo sea el fabricante, sino también el licenciatario de la patente, acordando la transferencia de tecnología y asumiendo un riesgo empresarial compartido. “Estamos hablando de un contrato de cientos de millones”, avanzó.

El empresario gallego recuerda que ya hay tres países de la Unión Europea, Hungría, Eslovaquia y República Checa, que administran o administrarán la vacuna Sputnik V, registrada en 38 países. “Y cada semana que pasa aumentan dos más –apunta–. Hay dos, Austria y Dinamarca, que están hablando con Israel para producir, y Alemania podría realizar una compra bilateral a BioNTech y CureVac, que son alemanas. La estrategia de compra centralizada en la UE ha hecho aguas y los españoles vamos a ser los últimos en enterarnos”, lamenta el empresario.

Sputnik V Eduard Korniyenko

Para Mouriño, no se sustenta “anteponer criterios políticos o geoestratégicos con una cifra oficial de 70.000 muertos oficiales”, y critica a la Comisión Europea por “obviar” las vacunas rusas y chinas, primando las de “otros territorios que no son europeos”, en alusión a las farmacéuticas estadounidenses Pfizer, Johnson & Johnson y Moderna.

Sostiene que la Sputnik V “es mejor que la de AstraZeneca”, y que la comunidad científica internacional “ya creía en ella, fuera de la propaganda antirrusa de denostar esta vacuna desde el principio”. Pone el ejemplo del desarrollo de vacunas contra el ébola por el Centro Gamaleya ruso, la misma institución científica centenaria que ha desarrollado la Sputnik V utilizando adenovirus. La vacuna anti-COVID de AstraZeneca utiliza idéntica plataforma vacunal. “Le han pedido ayuda a la Sputnik para mejorar la eficacia y la seguridad de su vacuna”, asegura Mouriño.

El CEO de IberAtlantic asegura que “sin duda alguna” se pondría la vacuna rusa. “Lo dije en junio del año pasado, para mí es la mejor”, insiste Pedro Mouriño, que dice que le inocularán la Sputnik V si Moscú la envía a Madrid para proteger al personal diplomático de la embajada y a los cónsules honorarios de Rusia en España.

“La compra centralizada en la UE ha hecho aguas y los españoles vamos a ser los últimos en enterarnos”

Pedro Mouriño - CEO de IberAtlantic

decoration

Pedro Mouriño - CEO de IberAtlantic

-¿Ha habido contactos con el grupo Zendal?

-Hay datos que no puedo trasladar por cuerdos de confidencialidad. Zendal puede albergar la fabricación de la Sputnik V si se dan una serie de requisitos. Primero, que quien tiene los derechos, Russian Direct Investment Fund, verifique técnicamente que se puede producir en las instalaciones. Eso está en marcha, pero no ha concluido. Tiene que haber una capacidad productiva por parte de Zendal para producir vacunas, y las capacidades productivas están copadas. Hay un horizonte hacia el verano de tener capacidad productiva. No es lo mismo producirlas para la UE que para reexportarlas a un tercer país.

-¿Cuándo prevé que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprobará la vacuna Sputnik para Europa?

-La aprobación de la Agencia Europea del Medicamento no es un requisito imprescindible para distribuirla en territorio español. Dice un día la ministra una cosa y lo asumimos como palabra de Dios. El procedimiento de registro de la EMA es uno de los 4 procedimientos que hay para comercializar un fármaco en España, no es el único. La ventaja que da es que es válido para toda la UE. Está por un lado la producción y por otro la distribución. Si quiero producir en Zendal no necesito la autorización de la EMA. La EMA me permite la distribución en Europa, puedo reexportarlo a América Latina. La Agencia Española del Medicamento tiene que autorizar la producción de esas vacunas para un tercer país.

-Ya hay tres países de la Unión Europea, Hungría, Eslovaquia y República Checa, que reciben o recibirán la Sputnik V.

-Las han autorizado sus agencias nacionales, y cada semana que pasa se suman dos más. Hay dos, Austria y Dinamarca, que están hablando con Israel para producir. La estrategia de compra centralizada en la UE ha hecho aguas y los españoles vamos a ser los últimos en enterarnos. No funciona. Ahora cada uno está corriendo e intentando buscar alternativas al margen de la Comisión Europea y su compra centralizada. A este ritmo de adquisición no nos llega para vacunar a la población española este año.

-Pero no parece que el Gobierno cambie su postura, seguirá confiando en la UE.

-Las autoridades españolas son como el Titanic, se hunde, pero siguen tocando el piano. Al final saltarán del barco, serán los últimos, pero acabarán saltando cuando perciban que el resto de los países se han buscado la vida. Es posible que países como Alemania rompan la baraja y se vayan a la compra bilateral, a BioNTech o Curevac, que también es alemana. Aquí somos más papistas que el papa.

Tenemos dos problemas: las vidas humanas, 70.000 o 100.000 muertos, cada día 300 personas. Es un drama humano, hay que atajar cuanto antes esta pandemia, y la única forma es la vacunación masiva. La economía española perdió 120.000 millones de dólares el año pasado. Cada mes es un clavo más en el ataúd de la economía española, 10.000 millones menos al mes.

Ya nadie cuestiona la eficacia ni la seguridad de la Sputnik V. Son disculpas de mal pagador decir que no se fabrica aquí. El 50% de los fármacos que se venden en España se fabrican en la India.

-¿Las malas relaciones diplomáticas entre la UE y Rusia por el caso Navalny influirán en este proceso?

-Con 70.000 muertos anteponer criterios políticos o geoestratégicos no se sustenta. Nos acabamos de divorciar de Reino Unido, sede de AstraZeneca. La Comisión Europea ha obviado las vacunas rusas y chinas, primando las de otros territorios que no son europeos: Pfizer, Johnson & Johnson, Moderna…

-Un punto de inflexión fue la colaboración con Oxford y AstraZeneca para estudiar combinar ambas vacunas con plataformas similares (adenovirus), ¿no?

-La comunidad científica internacional ya creía en ella, fuera de la propaganda antirrusa de denostar esta vacuna desde el principio. El mes de septiembre salió en “The Lancet” la fase I y fase II, y ya se vio que era la mejor. Otra cosa es que la fase III, en la que se miden los efectos secundarios en todas las franjas de población, demorase un poco. Es mucho mejor que la de AstraZeneca, le ha pedido ayuda a la Sputnik V para mejorar la eficacia y la seguridad de su vacuna. La de AstraZeneca es mucho menos eficaz y bastante menos segura.

-¿Se ha puesto usted la vacuna rusa?

-Lo he intentado. Para ponérmela tendría que estar en Moscú, esperar 21 días y ponerme la segunda dosis. Soy cónsul honorario, pero tengo difícil obtener el Visado, hemos intentado que se trajese a Madrid para vacunar a personal diplomático y cónsules honorarios. De momento no he podido, pero sin duda alguna me la pondría, lo dije en junio del año pasado. Para mí es sin duda alguna la mejor vacuna. Me llaman infinidad de personas en España que se la quieren poner. Está registrada en 38 países.

-Parece que la Sputnik V ha sido aceptada en aquellos países de población eslava que han están cultural e históricamente vinculados a Rusia.

-Totalmente correcto. Un amigo de Budapest que se ha puesto la vacuna Sputnik V me decía que sus padres y abuelos se han vacunado con vacunas soviéticas toda la vida. No están en el imperio de las multinacionales anglosajonas. Hay un lobby, tienen publicaciones científicas y congresos médicos pagados por ellos. Los rusos escriben en ruso, no en revistas anglosajonas. No están en el circuito de las multinacionales. La Sputnik V la ha desarrollado instituto público [el centro Gamaleya de Moscú] con una trayectoria centenaria y que ha desarrollado vacunas contra el ébola.

Compartir el artículo

stats