Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Prestaciones y ayudas económicas para tiempos de COVID

Oficina de empleo.

Oficina de empleo.

Desde el final de octubre, en Galicia se destruyeron 19.159 puestos de trabajo y los afectados por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) aumentaron un 152%, hasta los 46.665 que quedaban el pasado 26 de febrero, una abultada factura que el COVID está pasando a miles de hogares. Hacer frente a una situación de desempleo, ERTE o cierre de un negocio supone un gran desafío en cualquier situación, pero aún más en un contexto de pandemia. Por ello, y pensando en mitigar aunque sea sensiblemente esta crisis económica, se han puesto en marcha diferentes prestaciones y ayudas.

Paro y ERTE

En caso la prestación ordinaria por desempleo hay que cotizar un mínimo de 360 días en los últimos seis años para tener derecho al paro. El periodo mínimo de derecho es de 4 meses con un máximo de dos años en función del tiempo cotizado. En el caso de trabajadores con contratos a tiempo parcial cada jornada se cotiza como un día trabajado, independientemente de las horas.

Con respecto a los ERTE, el Gobierno reformó la normativa en el arranque del confinamiento para incluir el derecho al cobro de ayudas públicas y que los trabajadores incluidos en un expediente no consuman tiempo de paro. El contador a cero se mantuvo junto al resto de condiciones en las sucesivas prórrogas del actual sistema de los ERTE, en vigor hasta el próximo 31 de mayo.

Subsidio de emergencia

Para aquellos que agotaron sus prestaciones y se quedaron sin ingresos durante el primer estado de alarma – entre el 14 de marzo de 2020 y el 30 de junio de 2020–, Trabajo sacó además un subsidio de emergencia de 430 euros. El escaso éxito en la primera convocatoria obligó al equipo de Díaz a abrir un segundo plazo de solicitudes que finalizó el pasado 23 de enero.

Ingreso mínimo vital

En mayo del año pasado año se aprobaba el ingreso mínimo vital, una ayuda que pueden solicitar personas de 23 a 65 años – o desde los 18 si hay menores a cargo-. El resto de los requisitos pasan por vivir en España desde, al menos, el último año y encontrarse en situación de vulnerabilidad económica por carecer de rentas, ingresos o patrimonio suficientes.

Créditos con avales ICO

Para tratar de inyectar liquidez y facilitar el acceso al crédito a las micropymes, pymes y autónomos que tratan de capear la crisis de la pandemia, el Gobierno aprobó una Línea de Avales del Estado de hasta 100.000 millones de euros que se otorgan a la financiación concedida por las entidades.

Para poder optar a ellas, empresas y autónomos no podrán figurar en situación de morosidad ni estar en un proceso de insolvencia colectiva. Además, no podrá utilizarse esta financiación para refinanciaciones anteriores o posteriores de otros préstamos.

El plazo de solicitud de los avales se amplió hasta el 1 de junio del 2021. Asimismo, el plazo de vencimiento de los avales de las operaciones formalizadas con anterioridad al 18 de noviembre se podrá extender por un período máximo de 3 años, siempre que el total de la operación avalada no supere los 8 años desde la fecha de formalización inicial de la operación. También se podrá solicitar la ampliación del plazo de carencia en la amortización del principal de la operación de financiación avalada en un máximo de 12 meses adicionales. 

Planes de rescate de la Xunta

El Gobierno autonómico puso en marcha a finales del mes pasado el segundo plan de ayuda a la hostelería y autónomos después de una primera fase que culminó con la concesión de 33.600 ayudas por importe de 70 millones de euros.

Las nuevas subvenciones que se pondrán en marcha esta semana oscilarán entre un mínimo de 1.900 euros y un máximo de 15.700. A modo de ejemplo, un hostelero con una plantilla de cuatro o cinco empleados, que haya sufrido una caída en su facturación del 70 por ciento y haya sufrido dos o más cierres podrá recibir un pago de 12.700 euros.

Prestación por cese de actividad para autónomos

Se recogen cuatro modalidades. Por cese de actividad para autónomos afectados por una suspensión temporal de toda la actividad tras una resolución de la autoridad competente como medida de contención de la propagación del virus Covid-19: En estos casos, el autónomo cobrará el 50% de la base mínima de cotización y quedarán exentos de la cuota de autónomo Una modalidad para quien no pudo acceder a las anteriores prestaciones del cese de actividad y de cuantía igual a la anterior (50% más la cuota de la Seguridad Social) La prestación de cese de actividad compatible con el trabajo por cuenta propia. Se dirige a aquellos autónomos que no han conseguido recuperar la actividad de su negocio ni piensan recuperarla en los próximos meses. Prestación extraordinaria para los trabajadores autónomos de temporada

Medidas tributarias

Respecto a las medidas tributarias, se encuentra vigente una nueva edición del aplazamiento de deudas tributarias, que permite aplazar durante 6 meses, con tres de carencia de intereses, deudas tributarias correspondientes a declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones cuyo plazo de presentación e ingreso finalice desde el día 1 de abril hasta el día 30 de abril de 2021, ambos inclusive, de modo que en lugar de ingresar en abril se ingresarían las deudas en octubre.

De esta forma, se evitan las posibles tensiones de tesorería que puedan experimentar las pymes y autónomos, según el Ejecutivo. El importe potencialmente aplazado ascendería a unos 2.668 millones de euros y se beneficiarían unos 617.000 contribuyentes, de los cuales unos 92.000 son del sector Horeca y 68.000 de comercio al por menor.

Otra medida que se recoge en este real decreto es aumentar la reducción en la tributación por el sistema de módulos en el IRPF del 5% actual al 20% con carácter general para 2020. Sin embargo, para los sectores como el caso de la hostelería, el comercio y el turismo esa reducción en la tributación por módulos llegará al 35%.

Esta medida se aplicará para el cuarto pago fraccionado de 2020 y para el primer pago de 2021. De hecho, las reducciones del 20% con carácter general y del 35% para el turismo, la hostelería y el comercio también se aplicarán en la tributación del régimen simplificado del IVA correspondiente a la cuota devengada de 2020 y a la primera cuota trimestral de 2021.

El importe estimado de esta medida ascendería a 117 millones de euros, de los que se beneficiarían 132.000 contribuyentes del sector.

Otras medidas tributarias son la reducción del número de períodos impositivos afectados por la renuncia al método de estimación objetiva en el IRPF; la exención prevista para las retribuciones en especie del servicio de comedor de empresa, aplicable el consumo de comida tanto en 'delivery' como 'take away', entre otras.

Concursos de acreedores

El Gobierno suspendió el deber de los administradores sociales de presentar concurso en los dos meses siguientes a conocer que sus empresas son insolventes, una medida pendiente de ser prorrogada.

Prohibición de desahucio y corte de suministros básicos

La prohibición de desahucios y el corte de suministros básicos como agua, luz y gas se mantiene hasta el final del estado de alarma. 

Compartir el artículo

stats