Los niños de todo el mundo han perdido desde el inicio de la pandemia de coronavirus una media de 74 días de educación cada uno, más de un tercio del curso escolar, debido al cierre de centros y a la falta de acceso al aprendizaje a distancia, según un estudio de la ONG Save the Children. El análisis, con datos de 194 países, estima que los días sin educación de los menores afectados ascendieron en total a 112.000 millones a nivel global, una cifra que esconde una acusada brecha entre zonas geográficas.